domingo 27/9/20

Zapatero cree que «no irá a más» y Diez ve que la inversión quitaría argumentos

El debate suma agentes. En la noche del domingo fue José Luis Rodríguez Zapatero quien apostó por que «es viejo debate no irá a más». «Conozco el sentimiento, pero la respuesta debe ser de más calado. Exige grandes y difíciles políticas de Estado más que otras cosas», apuntó el expresidente, quien abundó en que «lo que hay que hacer con León es promover la actividad económica, seguir con las inversiones» que su Gobierno «hizo en materia tecnológica y de energía y dar una expectativa a la gente en la transición energética, en la lucha contra el cambio climático y el desarrollo rural». «Las comunidades, salvo las históricas, se configuraron ex novo en los años 80, después de la Constitución. La realidad provincial cuanta mucho y hay que entenderlo, respetarlo y gestionarlo», insistió el líder socialista en el programa El Objetivo de La Sexta, en el que citó la entrevista del alcalde de León, José Antonio Diez, publicada en este periódico para posicionarse frente a sus reclamaciones de la autonomía para la Región Leonesa.

Diez recogió el guante ayer. El alcalde admitió que está «de acuerdo» en que «si esas inversiones que hacen falta llegasen o hubiesen llegado, seguramente no estaríamos hablando de este tema». «Si hubiera habido esa inversión podríamos tener la cuestión identitaria, pero nos habrían quitado los argumentos. Es un poco obvio, pero dónde están», concedió el regidor de la capital leonesa, quien reconoció que Rodríguez Zapatero «en su etapa de presidente hizo una gran esfuerzo en esta oeste de la comunidad, pero desde entonces no hemos vuelto a ver nada, sino paralizarse los proyectos». «Ahora, vienes los presupuestos del Estado y de la comunidad e igual nos convencen con las grandes cantidades de inversiones previstas», ironizó.

Diez analizó «esperanzado» el nuevo Gobierno y avanzó que le reivindicará «esa especial sensibilidad con esta ciudad, esta provincia, que tienen unas carencias grandísimas, que es el epicentro de esta España vaciada».

Zapatero cree que «no irá a más» y Diez ve que la inversión quitaría argumentos