jueves 22/10/20

La precariedad laboral y el paro retrasan la emancipación de los jóvenes en León

Los jóvenes tardan más en emanciparse debido al paro juvenil y a la precariedad laboral que se traducen en una carencia de medios económicos para hacer frente a la independización.

El estudio realizado por el Observatorio de la Vivienda en España elaborado por Century21 España revela que el 45,4% de los menores de 34 años viven en casa con sus padres porque la falta de estabilidad laboral o en otros casos, la carencia de empleo, no les permite hacer frente a los gastos que supone alquilar o comprar una vivienda por cuenta propia. Claro está que, a día de hoy, la compra de un hogar se limita casi a los soñadores. En el caso de Castilla y León, el último informe elaborado por el Observatorio de Emancipación del Consejo de la Juventud de España a fecha de diciembre de 2017 recoge que tan solo el 17% de los castellanos y leoneses menores de 30 años se encontraban independizados.

A la precariedad laboral con sueldos ínfimos o con contratos temporales se une la frustración de salir al mercado laboral con una buena formación académica que mejore sus expectativas de futuro. Según los datos publicados en el Instituto Nacional de Estadística, el porcentaje de jóvenes inactivos se sitúa en un 36% y casi 300.000 jóvenes más que hace cinco años se decantan por avanzar en sus estudios para poder huir de los contratos basura. Sin embargo, la realidad refleja que los empleos de estas generaciones no se corresponden con su nivel de estudios dado que el 66% de los trabajadores que sí estudiaron están desarrollando actividades remuneradas para las cuales se encuentran sobrecualificados.

La precariedad laboral y el paro retrasan la emancipación de los jóvenes en León
Comentarios