martes 28.01.2020
Lugar emblemático

El Real Alcázar sevillano, auténtico testigo de la historia

Uno de los jardines del Real Alcázar.
Uno de los jardines del Real Alcázar.

Desde su nacimiento, los muros del Real Alcázar sevillano han sido testigos de la historia universal. Su papel en la primera Vuelta al Mundo no fue otro que alojar a Fernando de Magallanes durante su estancia en Sevilla, mientras organizaba la expedición a las Molucas (Islas de las Especias).

Diego Barbosa, familiar suyo, y Comendador de la Orden de Santiago, fue sin duda lo más determinante para que tomara como destino Sevilla. En la morada de Diego Barbosa, que estaba situada en el propio Real Alcázar, se instaló Fernando de Magallanes, que pronto dejaría de ser un invitado al contraer matrimonio con Beatriz, hija menor del comendador. Se había situado en el lugar y en el momento adecuado para comenzar su plan.

El Real Alcázar sevillano, auténtico testigo de la historia