jueves 9/12/21
JAVIER ALONSO | ECONOMISTA PRINCIPAL DE BBVA RESEARCH

«La responsabilidad será más del fabricante que de los propietarios»

«La siniestralidad se reducirá drásticamente por la comunicación que tendrán los vehículos y por la eliminación del factor humano, que es la causa de más del 90% de los accidentes. Las máquinas seguirán a rajatabla el código de la circulación y no permitirán transgresiones, pero eso implica también la necesidad de un cambio en el código».

 

En todo caso, «hay un período en el que van a convivir los coches autónomos y los conducidos por personas, y eso es un componente de caos que va a marcar una transición que será larga».

 

En el nuevo escenario de vehículos autónomos «el coste de los siniestros tendrá que aumentar, porque los coches tienen gran número de tecnologías que resultan mucho más caras. Sin embargo, los coches autónomos serán en su mayoría eléctricos, y esos motores son mucho más sencillos que los de combustión». En todo caso, «ahora los costes son altos, pero a medida que las tecnologías vayan avanzando se irán abaratando, como ocurre con los ordenadores».

 

Javier Alonso insiste en el debate sobre la responsabilidad en el nuevo escenario de movilidad. «El seguro ha de estar muy pendiente de este cambio, pero la responsabilidad será más del fabricante que de los propietarios. Y el cambio implicará que las empresas fabricantes querrán ser también sus propios aseguradores, y subcontraten servicios como el cálculo del siniestro a empresas especializadas».

 

Un escenario en el que será determinante también la fórmula de movilidad del futuro. «Si tendemos hacia el vehículo compartido, porque no tiene sentido tener en propiedad un bien que el 90% del tiempo está parado, las empresas que manejen un gran parque querrán ser aseguradoras. Eso implica que habrá menos compañías en el sector, pero las que haya estarán muy especializadas en seguros de coches, para tener una ventaja competitiva». Además, las flotas harán el sistema de movilidad más competitivo, pero a cambio se reducirá el número de vehículos, y habrá menos primas.

«La responsabilidad será más del fabricante que de los propietarios»
Comentarios