lunes. 27.06.2022
                      DM4P2F5-18-13-42-7.jpg
DM4P2F5-18-13-42-7.jpg

Gris ceniza, con detalles en rojo; el famoso ‘Fletcher Aviation / Telefunken Radio’ (nº 55). Así era, y se conserva escrupulosamente restaurado en el museo de la marca, aquel 550 / 1500 RS Spyder que participó (Hans Herrmann) en la Carrera Panamericana de 1954 (3.000 kilómetros, por carreteras abiertas, desde el sureste de México hasta Ciudad Juárez, en la frontera Estadounidense); la victoria en su categoría, y la tercera plaza absoluta frente a coches de mayor potencia, ‘bautizó’ toda una saga del incombustible ‘nueveonce’ : Carrera, en recuerdo —y no se apaga la llama— de una de las primeras hazañas deportivas del fabricante germano, en una emblemática prueba únicamente disputada entre 1950 y 1954.

Como entonces el 550 Spyder —550 kilos de peso’—, las grandes bazas de sus continuadores sigue siendo la contenida ‘romana’; ya saben, la relación peso/potencia… como fórmula magistral; la misma que Porsche también aplicó —como la denominación— con los coches más potentes animados por el motor ‘Fuhrmann’ —4 árboles de levas— de 1954: 356 A 1500 GS Carrera y 356 B 2000 GS Carrera GT; en el 904 Carrera GTS de 1963, la inscripción figura en la zaga y, justo rematando la aleta delantera, en el 906 Carrera 6 de 1965… toda una «manifestación de calidad técnica que demostraba su valía en circuitos y rallyes».

550 Spyder. Padrino… de bautismo
Comentarios