miércoles 18/5/22

A6 Avant e-tron. Audi… ‘cabalga’ la ola eléctrica

Lujosa propuesta eléctrica ‘vestida’ en carrocería familiar
                      DM30P1F2-18-06-03-6.jpg
DM30P1F2-18-06-03-6.jpg

JAVIER F. ZARDÓN

45 años… de historia. Igual que la berlina prototipo A6 e-tron presentada el pasado 2021, el actual prototipo A6 Avant e-tron también adopta un sistema de propulsión eléctrica basado en la plataforma PPE, compartiendo cotas con la arquitectura Sportback: 4,96 metros de largo y 1,96 de ancho, salpimentadas —las cotas— con una exclusivista evolución del lenguaje formal contemporáneo de Audi: parrilla ‘Singleframe’ cerrada y franja luminosa zaguera, manifestando claramente su parentesco con la gama eléctrica de los ‘Cuatro Aros’.

El A6, que ha venido representado al fabricante en uno de los escalones comerciales de mayor volumen desde 1968 —hasta 1994 con el Audi 100—, cuenta con versiones Avant desde 1977, una reinterpretación tan emocional como revolucionaria de los modelos familiares o station wagon.

Con el versátil Avant, el fabricante germano lanzaba al mercado un innovador concepto de automóvil, a menudo imitado por la competencia; así, ese término —Avant— derivado de ‘avant garde’, y de un slogan publicitario de 1995, ha acabado creando escuela: a los station wagon de atractivo diseño… se los reconoce como Avant.

Los responsables de Audi sostienen que, en un futuro no tan lejano, la autonomía de un A6 e-tron rozará los 700 kilómetros, y precisará escasamente 4 segundos para acelerar de cero a cien. Con su sistema de 800 voltios y una potencia de recarga de hasta 270 kW en apenas diez minutos (en una estación de carga rápida… si la encontramos) puede recuperarse la suficiente energía para cubrir 300 kilómetros.

Si la aerodinámica ha protagonizado las realizaciones de Audi (el 0,30 del 100/C3 de 1982 continúa siendo un referente), la familia A6 e-tron escribe un nuevo capitulo: el coeficiente aerodinámico 0,22 del Sportback, vuelve a marcar ‘tendencias’, traduciéndose —por esa escasa resistencia aerodinámica— en un menor consumo de energía y, en consecuencia, en una mayor autonomía.

Las generosas llantas (22 pulgadas), los recortados voladizos, el habitáculo plano y el arco del techo ligeramente inclinado hacia la zaga, acaban por conferir al Avant unas proporciones que recuerdan poderosamente a las de un coche deportivo, lo que se traduce en suaves transiciones entre las superficies convexas y cóncavas en toda la carrocería… tal cual una monolítica escultura.

A6 Avant e-tron. Audi… ‘cabalga’ la ola eléctrica
Comentarios