sábado 26/9/20

Audi. Prototipos… honrando la historia

Tendencias de diseño y soluciones tecnológicas
Con el prototipo
‘Rosemeyer’ (2000) Audi
rendía culto al célebre
piloto alemán. AD
Con el prototipo ‘Rosemeyer’ (2000) Audi rendía culto al célebre piloto alemán. AD

Prototipo… vehículo funcional. Construidos ‘de verdad’, con estudios de ingeniería y análisis tan próximos a la producción... que parecen ‘de verdad’.

La mayoría —casi todos— anticipan —anticiparon—, infinidad de soluciones para los modelos de producción en serie. Muchas de ellas —la mayoría—, han acabado por convertirse en aplicaciones habituales para la industria automotriz…

De los Quattro Spyder Concept, Avus Quattro, ASF y AI2 de los años 90, a los Pikes Peak Quattro, Nuvolari Quattro, Le Mans Quattro y Roadjet Concept del actual milenio… siempre las carreras en el punto de mira.

Aunque ninguno tan sugestivo como el ‘Rosemeyer’ del 2000, rindiendo culto al célebre piloto germano Bernd Rosemeyer (1909-1938), que en 1936 lanzaba a la gloria al Type C… de Auto Union.

Tanto, tan sugestivo, como aquellos ‘Peces de Plata’ que defendían el color homólogo del ‘tetrapartito’ —germen de la actual Audi— a mediados de los años treinta; en franca confrontación con las ‘Flecha de Plata’ de Mercedes-Benz: ‘Cuatro Aros versus Estrella de Tres Puntas’; homéricas… las batallas.

Sobre el tapete… uno de los más sugestivos órdagos que conociesen las carreras en la convulsa Europa de entre guerras.

Trasladados al deporte, ‘aquellos’ duelos, con los germanos ‘fagocitándose’; y los transalpinos de ‘Il Cavallino’ (Ferrari) y el ‘Tridente’ (Maserati) haciendo lo propio… sobre las pistas de la época.

Arrancaba una leyenda… devenida en mito.



A mediados de los treinta, los ‘Peces de Plata’, Auto Union Type C, eran imbatibles. AD

Considerados como auténticos precursores de los actuales monoplazas de Gran Premio, los Auto Union (‘madre’ de la actual Audi, junto con Horch, Wanderer y DKW; sí, sí, ‘aquellas’ furgonetas de morro chato y faros ‘grandones’) se revelaron tan extraordinarios, como que acabarían dominando la escena automovilística en los años treinta… al alimón con Mercedes.

En la temporada de 1935, el ‘referente’ Type C de Auto Union, animado por un motor 16V de 4.3 litros y 295 CV, capaz de marcar puntas de 280 por hora, daría a Hans Stuck (padre del piloto de los 70/80) una rotunda victoria en los Grandes Premios de Alemania y Suiza dominando, además, las carreras de montaña, entonces muy en boga.

A renglón seguido, la de 1936 se convertiría en ‘la temporada’ para los ‘Peces de Plata’: el 16 cilindros en V subía su potencia hasta 520 CV (con una versión intermedia de 340 CV) y su punta hasta los 340 por hora y, por aquello de seguir con ‘la tradición’, Bernd Rosemeyer se imponía en Alemania y Suiza, también en Italia; lo que suponía ‘firmar’ tres de los cinco Grand Prix disputados aquel año. Incluso las carreras de Pescara, Eifel (Nürburgring, ya saben), Donington y la Copa Roosvelt; mientras su compañero Achille Varzi se imponía en Trípoli, y las carreras de montaña seguían siendo ‘coto exclusivo’ de ‘los Peces’.

Aunque la del 37 sería, definitivamente, ‘la temporada’ del Type C, como también lo fue para las ‘correosas’ ‘Flechas de Plata’ de Mercedes.

En 1937, último año de la ‘Fórmula 750 Kg.’, Bernd Rosemeyer estableció 16 récords internacionales de velocidad en categoría «B» (de 5.0 a 8.0 litros) y «C» (de 3.0 litros a 5.0 litros), mientras Hans Stuck batía otros cuatro en categoría «B», ganando también las carreras en cuesta de ‘La Turbie’ y el ‘Bergpreiss’. También, en esa temporada, Auto Union contaba con una carrocería aerodinámica para ‘vestir’ a sus monoplazas en los circuitos especialmente rápidos, logrando puntas de 410 por hora.

Así que, pocos como los ‘Peces de Plata’ protagonizaron un papel tan significativo en ‘aquellas’ carreras.

DM9P2F4-18-58-45-8

Hans Stucck (padre) sorprendió en 1937 a los mandos de los ‘Peces de Plata’, batiendo récords y ganando diversos grandes premios. AD

DM9P2F5-18-59-24-9

Bernd Rosemeyer, y su espectacular estilo de pilotaje, dejaron huella en las filas de Auto Union. Una ráfaga de viento truncó prematuramente su vida (1938), al volante de un coche de récord, en la autopista Francfort-Darmstadt. Estaba casado con la famosa aviadora Elly Beinhorn. AD

DM9P2F6-19-00-26-5

Audi. Prototipos… honrando la historia
Comentarios