domingo 25/10/20

Audi SQ7 y SQ8. Nuevo motor V8 Biturbo (507 CV)

DM5P4F4-17-52-18-1.jpg

J. F.

Audi lanza un órdago al segmento de los modelos de gasolina de altas prestaciones: 4,1 segundos en aceleración de cero a cien (3,8 de 80 a 120 por hora), suspensión neumática deportiva y dirección a las cuatro ruedas. Llegarán en otoño, con tarifas estimadas de 93.287 y 101.085 euros respectivamente.

El nuevo motor V8 Biturbo TFSI, con inyección directa de gasolina, cubica 4.0 litros, rinde 507 CV, entrega 77,6 metros/kilo de par y alcanza una autolimitada punta de 250 por hora.

Cuando de conduce de forma moderada, el nuevo propulsor V8 Biturbo, el sistema de desconexión de cilindros desactiva temporalmente cuatro de sus ocho cilindros, mientras los dos turbocompresores ‘twin-scroll’, de doble entrada, rebajan la contrapresión, optimizando el intercambio de flujo de gases para mejorar el llenado de las cámaras de combustión.

La disposición a 90º de la bancada de cilindros, permite unos recorridos de gas cortos, lo que se traduce en una respuesta instantánea, incluso a regímenes bajos de giro del motor.

En el escape, dos ‘actuadores’ gestionados por el sistema de control modulan ‘musicalmente’ el sonido del motor.

Los nuevos SQ7 y SQ8 adoptan el cambio Tiptronic de 8 velocidades, con sistema de tracción integral Quattro, y ambos modelos equipan de serie el tren de rodaje con la suspensión adaptativa ‘Sport’ y control de amortiguación, además de la dirección a las cuatro ruedas, que permite a las traseras girar hasta 5 grados en sentido contrario a las delanteras cuando se circula a baja velocidad, lo que mejora la agilidad dinámica y reduce el diámetro de giro. Por encima de 60 por hora, las ruedas traseras giran ligeramente en el mismo sentido que las delanteras, mejorando la estabilidad del coche a velocidades elevadas y durante los cambios rápidos de dirección.

El paquete de suspensión ‘Advanced’ incluye un sistema electromecánico de estabilización activa del balanceo; tecnología que, cuando se conduce en recta, acciona las barras estabilizadoras mediante motores eléctricos, proporcionando un alto nivel de confort reduciendo también el balanceo de la carrocería en curvas rápidas. Este paquete incluye el diferencial trasero deportivo, capaz de repartir el par de tracción entre las ruedas del eje posterior según se necesite, logrando así un comportamiento dinámico aún más ágil.

En SQ7 equipa llantas de 20 pulgadas (22 opcionalmente), mientras el SQ8 monta de serie llantas de 21 (22 y 23 opcionales). El sobredimensionado equipo de frenado, ofrece la posibilidad opcional de montar discos de freno carbocerámicos en ambos ejes, con pinzas pintadas en color gris antracita.

Puede elegirse entre siete perfiles de conducción: Confort, Auto, Dynamic, Efficiency, Allroad, Offroad e Individual.

Audi SQ7 y SQ8. Nuevo motor V8 Biturbo (507 CV)
Comentarios