domingo 28/2/21

BMW iX. Pruebas invernales

DM16P4F3-18-25-26-5.jpg

Prácticamente un año antes de su lanzamiento, los prototipos del buque insignia de la Bayerische ya están listos para las pruebas finales de invierno al norte de Escandinavia.

La prueba de resistencia, que se lleva a cabo en condiciones extremas más allá del Círculo Polar Ártico, sirve, entre otras cosas, para la puesta a punto de los sistemas de accionamiento y suspensión. Además los motores eléctricos, la tracción a las cuatro ruedas, así como la tecnología de carga, las baterías de alto voltaje y la gestión del calor también se someten a la exigente prueba de ácido a temperaturas bajo cero.

Las desiertas carreteras de la Laponia finesa como las del Cabo Norte de la isla noruega de Mageya, se han convertido en el singular escenario para los ensayos dinámicos de la quinta generación eDrive de BMW, donde los sistemas de control de suspensión tiene que demostrar su funcionalidad en condiciones climatológicas particularmente exigentes.

Los ingenieros evalúan, fundamentalmente, la interacción entre los sistemas de accionamiento en superficies de baja adherencia; así, las pistas escasamente seguras, las carreteras heladas y las superficies de hielo especialmente preparadas para la conducción de pruebas en el borde el Círculo Polar Ártico ofrecen as condiciones ideales para coordinar la tecnología de control del motor, los sistemas eléctricos de la tracción 4x4 y de suspensión hasta límites insospechados.

El iX es el primer modelo de BMW exclusivamente eléctrico, aerodinámicamente optimizado que, con dos motores eléctricos, supera los 500 CV.

Otro de los objetivos de las pruebas, y desarrollo del modelo, es lograr un consumo de energía extremadamente bajo: menos de 24 kWh de media por cada centenar de kilómetros, lo que supondrá alcanzar los 600 kilómetros de autonomía.

BMW iX. Pruebas invernales
Comentarios