martes 18.02.2020

Cupra León. Un coche de carreras… ‘impreso’

La impresión 3D se adueña de los boxes’
Cupra León. Un coche de carreras… ‘impreso’

Muchas piezas… en poco tiempo. Mayor rapidez y eficacia en las pruebas, se revelan como las principales ventajas de un sistema que, a simple vista, parece un retrovisor normal… aunque no lo sea ‘tanto’: se trata de una pieza impresa en 3D, un sistema que Cupra ha comenzado a implementar en el desarrollo del nuevo León Competición.

Las claves: mayor agilidad, eficacia y flexibilidad, resultan ser las ventajas de un sistema llamado a revolucionar el desarrollo de automóviles.

Imprimiendo… ‘que es gerundio’: «Hemos modelado el módulo central de mando del volante —apunta Xavi Serra, responsable del desarrollo técnico—, también la salida del aire del capó, el retrovisor y las tomas de refrigeración para frenos y agua»; piezas que se han producido utilizando la tecnología de impresión 3D ‘HP Jet Fusion 5200’, que también han formado parte de las exigentes pruebas del desarrollo del nuevo coche de carreras.

Cupra 2Con el objetivo de obtener muchas piezas en poco tiempo, esta tecnología aporta múltiples ventajas: pueden probarse gran variedad de diseños y, paralelamente, desarrollar vehículos, reaccionando ágilmente ante cualquier cambio que pueda producirse en el proceso de diseño.

Aunque pueda parecer una nimiedad, el retrovisor, que por reglamentación debe tener la misma forma que la del coche de serie, se convierte en una pieza clave en las competiciones TCR; así que, los ingenieros de Cupra han querido ir un paso más allá: añadir una funcionalidad adicional, que es la refrigeración del piloto, que ‘obligó’ a diseñar una entrada de aire en la zona de máxima presión hasta conseguir esta refrigeración.

El túnel de viento es ‘la pista de pruebas’ donde se testan los materiales, también para las piezas impresas en 3D.

Aunque, tratándose de un coche de carreras, la fase final de su desarrollo solamente puede llevarse a cabo en un sitio: los circuitos; el luso de Portimao, fue el escenario elegido para los ensayos ‘reales’ del Léon Competición.

Cupra 3En definitiva, que la impresión 3D va a suponer —ya lo está suponiendo— un punto de inflexión en la industria del automóvil, habida cuenta que permite acelerar los plazos, permitiendo a los diseñadores crear piezas que no podrían producirse con otras tecnologías: «Una técnica —concluye Serra— que seguirá siendo clave en infinidad de campos para hacer realidad las ideas más complejas».

Cupra León. Un coche de carreras… ‘impreso’
Comentarios