miércoles. 08.02.2023
Huella europea... en

Detroit

La primera exposición del año marca tendencias. Los fabricantes europeos, y algunos otros con «ramificaciones» estadounidenses, ponen de largo sus propuestas sobre la «alfombra USA» para mostrar al mundo sus próximas tendencias.
El Allroad Shooting Brake adelanta las líneas maestras de los futuros SUV en Audi

Abriendo caminos tecnológicos. Y comerciales, que lo cortés... no quita... lo crematístico.

Un prototipo crossover compacto deportivo, con carrocería de dos puertas y un sistema híbrido de propulsión con dos motores eléctricos, es la sorpresa que Audi bautiza Allroad Shoting Brake, todavía en clave de concepto, aunque ya aventura lo que «podría» ser —de hecho ya «casi» lo es— la poderosa imagen, y los rasgos visuales, de los futuros modelos deportivos de la marca, que también se plasman en un modernista puesto de conducción, los sistemas de manejo y tratamiento informático que acaban por mostrar lo que nos deparará un futuro... cada vez más cercano.

El Allroad en cuestión combina una atractiva estética y la eficaz tecnología e-tron quattro capaz de combinar 408 CV de potencia con sólo 1,9 litros de consumo medio, merced a la combinación, en el tren delantero, del motor de gasolina turboalimentado y con inyección directa 2.0 TFSI (292 CV), que funciona «solidariamente» con un motor eléctrico (40 KW) integrado en la caja de cambios y otro motor eléctrico en el eje posterior (85 KW) que suministra potencia de propulsión a velocidades bajas y moderadas, a la vez que también puede funcionar conjuntamente con el motor de combustión si el sistema «decide» que el coche «debe» funcionar en modo de tracción total Quattro (carreteras de baja adherencia o en utilización off road).

Justo por delante del eje trasero se ubica la batería de iones de litio (8 módulos) refrigerada por agua, que propicia una autonomía de 50 kilómetros en modo exclusivamente eléctrico.

La caja de cambios e-S Tronic, de doble embrague y 6 velocidades, transmite el par motor a las ruedas delanteras.

Consecuencia: 4,6 segundos en aceleración de cero a cien, 250 por hora de autolimitada punta y 820 kilómetros sin visitar el surtidor merced —ya se ha dicho— a «esos» sorprendentes 1,9 litros de media por cada centenar de kilómetros.

El sistema dinámico de conducción firmado por Audi, permite seleccionar tres modos de utilización.

Eléctrico EV: puede seleccionarse desde el volante y prioriza la conducción totalmente eléctrica; el motor eléctrico del eje posterior puede impulsar el coche hasta los 130 por hora.

Híbrido: las dos unidades propulsoras trabajan conjuntamente y, en muchas ocasiones, el motor eléctrico delantero acoplado al de combustión funcionará a modo de generador para recargar la batería.

Sport: toda la potencia disponible, con el motor eléctrico trasero «ayudando» al 2.0 TFSI; al levantar el pie del acelerador, pueden desacoplarse ambas unidades propulsoras o propiciar que entre en funcionamiento el sistema de regeneración de energía. Así, podrá circularse con «cero emisiones» —el motor de combustión desconectado—, mientras la energía recuperada en fases de deceleración o frenado, devolverá un alto voltaje a la batería.

También mediante el sistema MMI, el conductor podrá utilizar las funciones «Hold» y «Chargue» influyendo específicamente en el estado de carga de la batería, aumentando su capacidad de almacenamiento para, por ejemplo, utilizarla en los últimos kilómetros de llegada a destino.

Con 4,20 metros de longitud y 2,51 entre ejes (1,85 de anchura), el Allroad Shooting Brake hace gala de una poderosa estética, presidida en su frontal por la parrilla hexagonal, que adopta una estrechas bandas semejantes a las aletas de refrigeración de un componente electrónico, rasgo distintivo de los Audi e-tron; mientras en la parte inferior de la parrilla se ubica el logo Quattro.

Cada grupo óptico frontal, con tecnología matrix led y dividido en cuatro segmentos, monta diodos luminosos controlados individualmente para garantizar la visibilidad nocturna sin deslumbrar a los demás usuarios.

La carrocería está fabricada en una combinación de aluminio y material plástico reforzado con fibra de carbono (CFRP), con protecciones en los pasos de rueda y bajos de caja; la protección trasera para los bajos de la carrocería está realizada en aluminio y en el interior, con capacidad para cuatro ocupantes, se montan asientos deportivos y una consola central se desplaza con la regulación de los asientos, de forma que los controles siempre quedarán a la distancia óptima del conductor.

Detroit
Comentarios