lunes. 04.07.2022
                      DM28P4F2-17-19-12-9.jpg
DM28P4F2-17-19-12-9.jpg

Bajo la denomiación ‘Performance Line’, DS ofrece una completa gama Gran Turismo en la que el fabricante combina altas prestaciones y refinamiento estético en berlinas como el DS 4 o el DS 9, y en el SUV estilo Crossback como el DS 3 y DS 7.

Desde su fundación el refinamiento y cuidado por los detalles ha sido ‘bandera de marca’, además de un rasgo carácterístico, para ‘DS Automobiles’.

La carta de presentación de ‘DS Performance Line’, viene dada por colores de carrocería con un especial dinamismo y rasgos deportivos: generosas llantas de aleación en tono negro brillante (17, 18 y 19 pulgadas), que incorporan el logo DS sobre fondo carmín en su centro.

El escalón de acceso DS 3 Crossback Performance Line, está disponible en un amplio abanico de motorizaciones: gasolina PureTech de 100 y 130 CV unidas al cambio automático; los gasóleos BlueHDi de 110 y 130 CV, también con cambio automático, además del eléctrico E-Tense. Entre las ayudas a la conducción se cuentan sistemas como la frenada automática de

Emergencia, la alerta de riesgo de colisión y la de cambio involuntario de carril, además de contar con cámara en el parabrisas y arranque manos libres.

En los escalones medios y medio altos, se sitúan el DS 4 Performance Line (versión dinámica de la berlina DS 4) y el DS 7 Crossback Performace Line (motores de altas prestaciones). El primero, adopta motores de gasolina PureTech de 130 y 180 CV, además de una versión diésel BlueHDi de 130 CV, todos ellos asociados a cajas de cambio automáticas de 8 relaciones; la versión híbrida enchufable E-Tense, rinde 225 CV. Se montan llantas de aleación ‘Minneapolis’ (19 pulgadas), además de diversos elementos específicos en la decoración interior.

Por lo que respecta al DS 7 Crossback Performance Line, se utilizan motores de altas prestaciones, como el híbrido enchufable E-Tense 225 y el diésel BlueHDi 130, a la vez que se adoptan elementos de ayuda a la conducción de última hornada: navegador DS Connect Nav, sensor de estacionamiento trasero, alerta de fatiga del conductor o arranque manos libres, además de montar llantas de aleación ‘Beijing’ negras de 19 pulgadas.

El techo de gama lo ocupa el DS 9 Performance Line, con motorizaciones híbridas enchufables —herencia Fórmula E— entre las que destaca la versión E-Tense 360 4x4, en la que se incorpora un sistema de tracción total inteligente merced a la combinación de dos motores eléctricos de 110 y 130 CV —uno en cada eje—, en combinación con un motor de gasolina PureTech de 200 CV; resultado: 360 CV y 52,7 metros/kilo de par.

Esta particular versión de la berlina DS 9, monta pinzas de freno negras, con el sello ‘DS Performance’ y unas exclusivas llantas ‘Munich’ de 20 pulgadas. Su descendente línea de techo, alarga la particular silueta del coche al estilo de las realizaciones ‘fastback’; también se monta una sofisticada suspensión activa —‘marca de la casa’—, capaz de detectar —y anticipar— las imperfecciones de la carretera, gestionando continua y automáticamente el grado de firmeza de los amortiguadores. El sistema de iluminación ‘Active DS LED Vision’ se adapta, en anchura y alcance, a las condiciones de la vía y a la velocidad del coche.

DS Performance Line
Comentarios