sábado. 03.12.2022

El peso de las siglas…

Heredero de un secular «apellido» en la marca. Branquias laterales cromadas. Poderosa mecánica, tracción total y un estilo tan «britihs» como demanda la tradición. La cuarta entrega del XJ 3.0 se perfila como una de las berlinas más exclusivas del fabricante. Su tarifa arranca en 85.440 euros.
La cuarta generación 3.0 XJ actualiza la filosofía de berlina deportiva en Jaguar.

Tres cuartos... de siglo. Han sido muchos, tantos como los dilatados tres cuartos de siglo en la historia del Gran Gato, los modelos que han marcado pautas en Jaguar. Los XJ han sido «algunos» de ellos.

Esta cuarta generación XJ, que arrancó su andadura en el mercado español en el verano de 2009, como sustituto del modelo que desembarcase media docena de años antes, se declina en dos longitudes de carrocerías: XJ (5,12 metros) y XJ Largo (5,25 metros); con, en ambos casos, idéntica capacidad de maletero (520 litros).

Disponibles en versión de gasolina (340 CV) y diésel (275 CV), tanto las mecánicas (con sistema «Start&Stop» de arranque/parada automático en detenciones prolongadas) como la caja de cambios han experimentado sensibles mejoras con respecto a los anteriores XJ, habida cuenta la adopción de un cambio automático de 8 velocidades —la anterior era de 6 marchas— y, sobre todo, la incorporación de la tracción integral a las cuatro ruedas que, como fácilmente puede suponerse, optimiza el comportamiento dinámico del coche en condiciones de baja adherencia.

Eso, y la curiosidad de utilización de la caja de cambios: el mando de selección circular escamoteable («aparece» cuando se arranca el motor), que ya estrenase Jaguar con el XF, y con el que no puede cambiarse marcha, sino elegir la posición: «P» (estacionamiento), «N» (punto muerto), «R» (marcha atrás), «D» (avance) y «Sport» mientras, en modo «Manual» se utilizan las levas situadas en la parte posterior del volante.

Y no quedan ahí las concordancias hereditarias del XJ con el también reciente XF. La estructura de aluminio, proveniente en un 50% de procesos de reciclado, cuenta con un sistema de protección de peatones que, en caso de impacto, minimiza el riesgo de lesiones graves. Cuando se produce el atropello, se produce automáticamente una significativa elevación del capó delantero desde su zona más próxima al parabrisas creando un «espacio de amortiguación» entre éste y la parte superior del motor.

Habida cuenta el segmento de militancia, tanto la amplitud del habitáculo como su configuración y calidad de materiales, transmiten una evidente sensación de «cochazo», sin perder un ápice de la deportividad inherente a las propuestas del Gran Gato: remates impecables en los pespuntes de las costuras (salpicadero, volante, consola central, panelado de puertas…) que acaba por propiciar un excelente tacto y una sensación de calidad percibida en cada elemento.

Disponible en tres escalones de equipamiento («Luxury», «Premium Luxury» y «Portfolio») la guinda de la actualizada gama XJ viene dada por la pantalla táctil (8 pulgadas), que se enseñorea del centro del salpicadero y ofrece la posibilidad de «visión dual» para conductor y pasajero; así, la tecnología de barrido paralelo («Parallax Barrier») cambia su visión en función del ángulo del observador, ocultando a uno u otro de los dos ocupantes de las plazas delanteras los «píxeles» que muestran la información: mientras —por ejemplo— el conductor puede ver la información del navegador, su acompañante puede disfrutar de una película en DVD... «cosas veredes...».

Por lo demás, las versiones de carrocería corta montan de serie climatizador de dos zonas y de cuatro en el caso de las de estructura larga, con mandos y salidas de aireación independientes para los ocupantes de las plazas traseras. También pueden solicitarse asientos delanteros y traseros con calefacción y ventilación, bien en su totalidad o solamente en la banqueta; incluso pueden adoptar función de masaje.

Y para que nada falte... las luces ofrecen desconexión automática de las «largas», además de alumbrado en curva y en cruce.

El peso de las siglas…
Comentarios