sábado 23/1/21

‘Il Cavallino’. Rompe… el techo

Primer Ferrari híbrido con techo rígido plegable

‘Rampante’… a cielo abierto. Si Ferrari sorprendió con la versión Stradale del SF90, la arquitectura descubierta Spider, tampoco se queda atrás: 1.000 CV para un híbrido enchufable que adopta dos motores eléctricos en las ruedas delanteras para convertirlo, en la práctica, en todo un tracción total.

También el nuevo SF90 Spider se convierte en primicia por su condición de primer híbrido con techo rígido plegable en los catálogos de ‘Il Cavallino’, además de ser el biplaza descapotable más potente realizado nunca por el fabricante.

El V8 Biturbo de 780 CV, situado en posición central, está ‘ayudado en las bandas’ por tres motores eléctricos (uno en el eje posterior y dos delanteros, uno para cada rueda), que acaban por ‘conseguir’… 1.000 CV de potencia total.

‘Conseguenza’: 2,5 segundos en el ‘sprint’ de cero a cien; 7,0 para alcanzar los 200 hora y 340 por hora de punta y, para los amantes de las curiosidades —‘historiadores de salón’— 79,5 segundos para cubrir un giro en el ‘santuario’ de Fiorano.

Así, nuestro protagonista no tiene mayores problemas para mover una ‘romana’ de 1.670 kilos, en 4,70 metros de largo y 1,97 de ancho (2,64 de batalla).

En modo exclusivamente eléctrico, con las ruedas delanteras, el SF90 Spider puede cubrir 25 kilómetros a 135 por hora de velocidad máxima, con la batería (7,9 kWh) a plena carga.

El SF90 Spider se convierte en toda una referencia en los catálogos de Maranello. Un millar de caballos, híbridos enchufables, ‘vestidos’ con techo ‘plein air’. Su tarifa rondará — superará— los 470.000 euros.

El techo rígido retráctil (RHT), se escamotea justo por detrás de los asientos (ocupa sólo 100 litros), el peso total del conjunto no supera el centenar de kilos y su maniobra cinemática —apertura / cierre—, que tarda 14 segundos, puede realizarse en marcha.

La opción ‘Asetto Fiorano’ (con decoración específica), ofrece unos ‘circuiteros’ amortiguadores Multimatic, realizados en fibra de carbono y titanio (aligeran 21 kilos el conjunto); el alerón zaguero es de fibra de carbono, y todo el conjunto ‘rueda’ sobre llantas de 20 pulgadas y neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2. Incluso puede elegirse entre dos tonalidades de carrocería.

Si el SF90 Stradale consiguió una extraordinaria eficacia aerodinámica, otro tanto le sucede a esta versión Spider que, con el techo cerrado, mantiene idéntico rendimiento aerodinámico y con él abierto, se minimizan las turbulencias y la rumorosidad aerodinámica en el compartimiento del motor.

Herencia de carreras: la información principal del coche puede proyectarse sobre el parabrisas, en el campo de visión del conductor: ‘Eye on the Road’, ojos en la carretera y manos en el volante, como en los monoplazas F1… de la pista a la calle.

‘Il Cavallino’. Rompe… el techo
Comentarios