martes. 28.06.2022
                      Puertas correderas laterales, de accionamiento automático, y amplio portón trasero, con generosa luneta enmarcada por unos estilizados pilotos; perfecto acceso al interior del Staria. hyd
Puertas correderas laterales, de accionamiento automático, y amplio portón trasero, con generosa luneta enmarcada por unos estilizados pilotos; perfecto acceso al interior del Staria. hyd

JAVIER FERNÁNDEZ

De dentro… a fuera. Amplitud interior y facilidad de utilización en dos acabados, Tecno y Style, asentados en 5,2 metros de largo y casi dos de ancho; así, el nuevo Staria, sienta —también en lo estético— las nuevas bases para futuros modelos polivalentes de la marca.

Un monovolumen que, en opinión de los máximos responsables de la compañía, «impulsa la transformación de Hyundai Motor», simbolizando como pocos la filosófica metodología estética que el fabricante gusta tildar «de dentro a fuera»; aún más, el Staria resulta ser la respuesta a las cambiantes necesidades de los usuarios, ofreciéndoles funciones tan innovadoras como útiles.

Tampoco le duelen prendas al director de Marketing de Hyundai a la hora de piropearlo: «El Staria representa nuestro esfuerzo por liderar la evolución de la movilidad, para satisfacer nuevas necesidades a medida que nos adaptamos a los también nuevos estilos de vida».

Evocando —tal cual— la aerodinámica forma de una nave espacial, el elegante exterior del Staria viene definido por un único trazo, que fluye de la parte delanteras a la zaga… inspirado en la curva de luz que ilumina el horizonte terrestre al amanecer, contemplado éste desde el espacio: frontal realzado por las luces diurnas de ‘LED’, además de por una luz de posición que, combinadas ambas, se extienden a lo largo del vehículo, y que se complementan con una parrilla frontal tan amplia como atrevida en sus formas… un patrón de diseño único, cuya limpia silueta se ve acentuada por dos faros situados en posición baja, a la vez que el fabricante utiliza, para todos los componentes frontales, el mismo color que en la carrocería, a fin de maximizar el estilo modernista del coche.

También la baja línea de cintura, y las ‘panorámicas’ ventanillas laterales, mejoran la visibilidad general del vehículo, proporcionando una marcada sensación de ‘apertura’.

Inspirada en el ‘hanok’, tradicional estilo arquitectónico coreano, esta sensación de amplitud hace que los ocupantes sientan los paisajes exteriores como una suerte de conexión interior.

El acabado Style, añade exclusivos detalles estilísticos, que proporcionan una lujosa sensación: parrilla del radiador mallada, con la línea cromada que rodea a los faros en modo cubo; como el cromado tintado que se aplica al emblema institucional, las llantas, las carcasas de los retrovisores exteriores y las manillas de las puertas, que acaban por resaltar el estilo vanguardista de la realización; las llantas, de 18 pulgadas en todos los acabados, incluyen patrones y gráficos diamantados, lo que acentúa el carácter ‘premium’ del modelo.

Una peculiar forma de diseño, que se traslada a una zaga donde prima una generosa luneta enmarcada por unos pilotos muy alargados verticalmente; también el acabado Style se distingue por el exclusivo diseño de los faros en ‘píxeles paramétricos’que, a modo de conexión, adopta un adorno en forma de faro en la parte superior, mientras el paragolpes trasero, situado en una posición singularmente baja, facilita la carga y descarga del equipaje.

En los laterales, las puertas correderas, de accionamiento automático, facilitan el acceso al interior del habitáculo en espacios estrechos (estacionamiento en batería), a la vez que el sistema de apertura ‘sin manos’ del portón trasero, permite acceder al espacio de carga sin necesidad de ‘posar’ el equipaje.

Como cualquier monovolumen que se precie, el diseño práctico y sencillo del interior, prioriza la comodidad de los pasajeros con, merced a la baja línea de cintura, un espacioso entorno.

La futurista ergonomía del puesto de conducción, ofrece una avanzada instrumentación con pantalla de 10,25 pulgadas, una consola central táctil (estilo tablet’) y una palanca de cambios electrónica mediante botones; la instrumentación digital, situada en la parte superior del salpicadero, propicia una visión del conductor sin obstáculo alguno.

El habitáculo está ‘salpicado’ de espacios para almacenamiento: en la consola del techo, en la zona inferior de la instrumentación, y en la parte sperior e inferior del salpicadero; tato el conductor como los pasajeros tiene perfecto acceso a una consola central equipada con portavasos, puertos USB y un espacio adicional para almacenamiento de pequeños objetos; dependiendo de la configuración interior —a voluntad del usuario en cada momento—, la capacidad del maletero oscila entre 117 y 1.303 litros, merced la regulación longitudinal de las filas de asientos, lo que hace al Staria espacialmente apto para disfrutar de aquellas actividades que requieran mucho espacio y flexibilidad interior (campada, deportes que exigen profusión de equipamiento…).

En el capítulo dinámico, el nuevo Staria viene animado por el tetracilíndrico turbodiesel CRDi de 2.2 litros y 177 CV (44 metros/kilo de par), unido al cambio automático de 8 velocidades y la posibilidad de elegir entre tracción delantera o total a las cuatro ruedas; también se dispone de tres modos de conducción: Eco, Normal y Sport.

La aceleración de cero a cien se cifra en 12,4 segundos (13,5 el 4x4) y en 185 por hora la velocidad punta, con una media de consumo entre 8,2 y 8,7 litros por cada centenar de kilómetros, según se trate de la versión de tracción delantera o 4x4. La ‘romana’ en orden de marcha se sitúa, según versiones, en torno a los 2.230 / 2.292 kilos.

Al igual que en otros modelos de Hyundai, el nuevo Staria cuenta con una avanzada tecnología de conectividad e infoentretenimiento, adenás de estar equipado con una cámara gran angular que permite a conductor y acompañante ver —‘vigilar’— a los ocupantes de las plazas traseras, un elemento muy apreciado especialmente cuado se viaja con niños.

Nuevo… Hyundai Staria. con nueve
Comentarios