viernes 27/5/22
                      La iluminación adaptable ofrece tecnologías vanguardistas antideslumbramiento para los demás usuarios de la vía. op
La iluminación adaptable ofrece tecnologías vanguardistas antideslumbramiento para los demás usuarios de la vía. op

J. F. Z.

El Astra hereda el sistema de iluminación que montan los dos ‘buques insignia’ del fabricante, el Insignia y el Grandland, combinando así tecnologías vanguardistas en el segmento de coches compactos: diseño emocionante y elementos de gran practicidad.

Los 168 elementos con los que cuenta el sistema (84 por faro), aseguran que la salida de la luz se adapte con total precisión a las condiciones de conducción en cada momento, sin deslumbrar a los demás usuarios de la vía.

En la zona de iluminación más cercana, una larga fila de ‘píxeles’ adapta continuamente el enfoque de la luz a cada situación en las curvas.

Otra fila de ‘píxeles’, finamente definidos y con similar capacidad de reacción, garantizan un haz óptimo en el área donde se encuentran el brillo y la oscuridad.

La función matricial ‘corta’, con precisión milimétrica, el haz luminoso para no molestar a los coches que vienen de frente, también a los que nos preceden, mientras el resto de las áreas siguen completamente iluminadas; lo que se traduce en que el conductor siempre tiene a su disposición una luz que le permite circular como si fuese de día, pero sin deslumbrar al resto de los usuarios, de forma que el conductor puede identificar objetos como las señales de tráfico o animales al borde de la carretera a una distancia normalmente ‘oscura’, lo que permitirá reacciones más rápidas y seguras.

Tanto los faros delanteros ‘IntelliLux LED Píxel Light’ como las luces de conducción diurna —también LED— y los intermitentes, están integrados en el Opel Vizor, con lo que esta personalísima imagen de marca, acaba por convertirse en una suerte de plataforma tecnológica, además de en un poderoso elemento de diseño.

Opel Astra. Iluminación… adaptable
Comentarios