viernes 22/10/21

Porsche. ‘Enchufado’… a la Mission R

Futurista prototipo ‘competición cliente’

JAVIER F. ZARDÓN

Pasión… por las carreras. Si Porsche ha venido abanderando, desde siempre, la filosofía ‘competición cliente’… el prototipo Mission R riza tanto el rizo, como que sus dos motores eléctricos —de nuevo desarrollo— son capaces de entregar casi 1.100 CV en ‘modo calificación’ (680 CV en ‘modo carrera’); eso, y el también innovador sistema de recuperación de energía, posibilitan (lo harán cuando el prototipo ‘pise’ las pistas) que el Mission R se convierta en toda una futurista joya deportiva.

Para Oliver Blume, presidente de la compañía, «el Mission R representa todo lo que convierte a Porsche en una marca fuerte: prestaciones, diseño y sostenibilidad».

El Mission R, con tracción a las cuatro ruedas, ‘sprinta’ de cero a cien en 2,5 segundos, con una velocidad punta por encima de 300 por hora (prestaciones equivalentes a las del actual 911 GT3 Cup). Merced a la tecnología de 900 voltios y al sistema ‘Turbo Charging’ —¿eternizantes paradas en boxes?—, se precisa un cuarto de hora de parada durante la carrera para alimentar la batería (del 5 al 80%).

Aerodinámicamente, nuestro protagonista adopta dos tomas de aire latero-frontales, con tres lamas cada una, además de un alerón zaguero regulable dividido en dos secciones. La mayor parte de la carrocería está realizada en plástico reforzado con fibra natural (principalmente de lino), material que también se utiliza en el labio de ‘spoiler’ delantero, en el difusor y en los faldones laterales; también este plástico reforzado está muy presente en el interior del habitáculo (paneles de puertas, asientos y parte trasera).

Un habitáculo cuyo diseño se centra en el conductor: una pantalla situada entre los controles del volante muestra datos relevantes durante la carrera mientras, en otro monitor ubicado sobre la columna de dirección, se proyectan las imágenes de las cámaras de los retrovisores laterales y del espejo retrovisor central; además, una pantalla táctil situada a la derecha del asiento también permite consultar datos biométricos del piloto.

Con 4,32 metros de longitud, el Mission R es ligeramente más corto que el actual 718 Cayman, también más ancho (1,99 metros) y con una altura significativamente más recortada (1,19 metros).

Desde hace tres décadas, el fabricante ha entregado más de 4.400 unidades Carrera Cup producidas en Weissach, y también se disputan una treintena de copas monomarca, propiciadas por Porsche, en todo el mundo. La última versión del 911 GT3 Cup, lanzada este año 2021, basada en el ‘nueveonce’ de la generación 992.

Ahora, el Mission R avanza del futuro de las copas monomarca… ‘eléctricas’.

Porsche. ‘Enchufado’… a la Mission R
Comentarios