viernes 27/11/20
Simbiosis tierra / aire

Porsche. ‘Nueveonce’… de altos vuelos

Quien compre uno de los diez ‘jet’ Embraer Phenom 300E también podrá adquirir un Porsche 911 Turbo S personalizado con el mismo estilo aeronáutico. Simbiosis de dos marcas ‘premium’.

DM21P1F2-12-46-12-2.jpg
DM21P1F2-12-46-12-2.jpg

«No step»… el umbral de acceso. Como en las alas —planos de sustentación— de las aeronaves; es lo primero con lo que encontrará el afortunado usuario al abrir la puerta del exclusivo 911: «No pisar», la moldura y, además… «Remove before flight», quitar la funda antes del vuelo; así que… despegamos. ¡Buen vuelo!

El coche deportivo y el ‘jet’, edición especial limitada a una decena de unidades, comparten la pintura bitono platino metalizado (brillante) y gris ‘jet metalizado’ (brillante satinado), con molduras en cromo brillante y azul ‘speed’; acabados que se realizan mediante un complejo proceso manual.

Incluso se ha creado un logotipo específico para esta aventura conjunta, que combina una estiliza ala de avión con el alerón zaguero —popa— Sport Design del 911 Turbo S, que se utiliza en diferentes partes exteriores e interiores del coche.

Más vínculos aeronáuticos: la esfera del cronógrafo Sport Chrono lleva impreso un horizonte artificial.

La actual generación del 911 Turbo S, la más potente y dinámica hasta la fecha, está propulsada por el ‘bóxer’ de 3.8 litros y 650 CV. Para esta versión especial, se han fabricado —con tecnología láser—, unas llantas ‘Exclusive’ pintadas de platino metalizado y con línea ‘azul speed’; mientras las tomas de aire laterales, y el marco de las ventanillas, están pintadas en cromo brillante —herencia del avión privado—.

En el interior, las superficies de cuero negro vienen decoradas en ‘azul speed’, como la marca —‘a las 12’— del volante; el paquete de carbono, que se ofrece de serie, ofrece un acabado de alto brillo. El plafón del techo está tapizado en Alcántara en color tiza, y las carcasas posteriores de los asientos delanteros llevan carbono de alto brillo. Todo el habitáculo está hecho a mano —firmado por ‘Porsche Exclusive Manufaktur’’—, y no está disponible para el resto de la gama de producción en serie.

Reloj ‘Globetimer’ (inspirado en el de 1919) y un juego de maletas —la de piloto incluida— de ‘Porsche Design’, para cada uno de los clientes de este singular dúo aire/tierra.

El turbobimotor ‘Embraer Phenom 300E’, es el ‘jet’ privado con más éxito mundial en la última década; la versión ‘Mejorada’ (2020, homologada para un solo piloto) alcanza Mach 0,8 de velocidad (988 Km/h.) y puede recorrer 2.010 millas náuticas (unos 3.723 kilómetros) a velocidad de crucero, con cinco personas a bordo (10 pasajeros según configuraciones) y la obligatoria reserva de combustible.

¡Gracias por volar con nosotros!

Porsche. ‘Nueveonce’… de altos vuelos
Comentarios