lunes 18/10/21

«R»… de Rolls

                      DM9P2F2-20-32-32-9.jpg

El Honorable Charles Rolls también era un reputado ingeniero: con sólo nueve años, colocó una campana eléctrica entre su habitación y los establos de ‘The Hendre’ —la ancestral casa familiar en Monmouthshire— llegando, incluso, a planificar la instalación eléctrica en los cuartos de los sirvientes.

La pasión de Rolls por los automóviles era igualmente precoz: en 1896, con 18 años, viajó a París para comprar su primer automóvil, un Peugeot Phaeton 33/4 HP y, un par de años después, cuando todavía estudiaba ingeniería en Cambridge, adquirió su único automóvil eléctrico, un The Columbia Electric Carriage, de fabricación estadounidense e importado al Reino Unido por ‘Paris Singer’ (heredero de la dinastía de las famosas máquinas de coser) y vendido como ‘City & Suburban’.

En 1904, Charles Rolls aceptaba convertirse en agente del automóvil eléctrico ‘Contal Electromobile’ pero, al conocer a Henry Royce y ver su nuevo automóvil… canceló el acuerdo.

Como muy correctamente predijo, pasaría mucho tiempo antes de que los vehículos eléctricos se volviesen realmente viables, aunque también es tentador pensar que si este visionario empresario hubiera sobrevivido al fatal accidente aéreo que se cobró su vida a la temprana edad de 32 años, el día de la electricidad automovilística podría haber llegado bastante antes.

Hoy, todavía ‘en pañales’, la propulsión eléctrica en el automóvil solamente sirve —y poco más— para que los gobernantes saquen pecho… y se hagan una foto. Pues eso…

«R»… de Rolls
Comentarios