jueves. 30.06.2022

c Golf R32 (2002): V6 de 3.2 litros y 241 CV, el Golf más potente fabricado hasta entonces: 6,6 segundos de cero a cien y 247 por hora de punta; también fue pionero en la incorporación del cambio DSG de doble embrague. Se construyeron 12.000 unidades hasta 2004.

c Golf 5 R32 (2005): El V6 sube a 250 CV (32,7 metros/kilo de par), cambio manual de 6 marchas y opcionalmente DSG; ‘sprinta’ de cero a cien en 6,2 segundos y alcanza una punta de 250 por hora. Hasta 2009, se fabricaron 29.000 unidades.

c Golf 6 R (2009): El V6 atmosférico deja paso a un tetracilíndrico turboalimentado de inyección directa 2.0 TSI de 270 CV (35,7 metros/kilo); se rebaja considerablemente el consumo (de 10,7 a 8,5 litros de media), a la vez que se aumentan las prestaciones: 5,5 segundos de cero a cien. Se construyen 32.000 unidades hasta 2013.

c Golf 7 R (2013): Este cuarto «R», impulsado por un renovado TSI, supera la mágica barrera de los 300 CV, y también ‘rompe’ el ‘sprint’ de cero a cien: 5,1 segundos con el cambio manual y 4,9 con el DSG; al igual que sus tres antecesores, monta tracción total permanente 4Motiion. Contabilizó 127.000 unidades hasta 2020.

c Golf 8 R (2020): Con 320 CV, la actual generación supera a todos los antecesores; también adopta la última generación 4Motion (sistema inteligente ‘R-Performance Torque Vectoring’); sólo necesita 4,7 segundos para ‘clavar el crono’ de cero a cien, con una autolimitada punta de 250 por hora (270 opcional). Wolfsburgo data el nacimiento de esta quinta generación «R», en noviembre de 2020.

«R»… en dos décadas
Comentarios