lunes. 30.01.2023

Con su recién estrenado título de «Coche del Año en España», que ostentará el Cactus durante 2015, el chevron vuelve a apuntarse un tanto en la concepción rebelde del automóvil. Como en su día el Traction «Pato», el 2CV o el icónico DS «Tiburón», el Cactus, original en lo estético y «rompedor» en lo tecnológico, se declina como un coche fundamentalmente práctico y funcional. Con soluciones tan vanguardistas como el envoltorio Airbump, unas protecciones de poliuretano termoplástico (TPU) que protegen al Cactus de los pequeños roces urbanos y, en su caso, de las columnas de la cochera. Las bolsas de aire, de agradable aspecto y suaves al tacto, ofrecen una buena resistencia a la abrasión que, cuando reciben un impacto, retienen el aire en el interior de sus alveolos para, a renglón seguido, volver a recuperar el aspecto original. Cinco mecánicas, dos de gasolina y tres gasóleos, conforman la gama del Cactus, cuya tarifa oscila entre 17.750 y 20.300 euros.

Rebelde... con causa
Comentarios