viernes. 03.02.2023
Audi Q7

Segunda edición... más razonable

Recorta en 325 kilos su romana. Audi desvela el primer híbrido enchufable con tracción permanente Quattro. Paralelismo estético con el también nuevo coupé TT, cuadro de instrumentos «virtual», suspensión activa para «bajar y subir» la carrocería. Llegará en primavera, con un precio «estimado» a partir de 61.00 euros.
Interior moderno, bien realizado y con un cuadro de instrumentos «virtual», como el del biplaza TT. El asistente de inercia indica el momento para dejar de acelerar, sin necesidad de frenar ante un límite de velocidad.
Interior moderno, bien realizado y con un cuadro de instrumentos «virtual», como el del biplaza TT. El asistente de inercia indica el momento para dejar de acelerar, sin necesidad de frenar ante un límite de velocidad.

Respeto al nombre… Todo lo demás, es nuevo; como la aerodinámica y, sobre todo, la nueva plataforma, profusamente realizada en aluminio; contará con innovadoras tecnologías: faros «Matrix led», cuadro de instrumentos «virtual» (como el también nuevo Audi TT), asistente de maniobras para remolque, posibilidad de esquivar obstáculos interviniendo automáticamente sobre la dirección, ruedas traseras directrices, suspensión neumática, visión nocturna y función «Torque Vectoring» entre otras.

El renovado catálogo del Q7, que llegará al mercado español en primavera (61.000 euros, estimados), con 890 litros de capacidad de maletero, cuenta con versiones de 7 plazas, y una híbrida enchufable con 56 kilómetros de «autonomía eléctrica». Podrá elegirse entre dos motores: el turbodiésel 3.0 TDI de 272 CV y el gasolina turboalimentado de inyección directa 3.0 TFSI de 333 CV.

Hablando de plataforma —apellidada MLB—, el actualizado Q7 olvida el «gigantismo» de la anterior generación: recorta 37 milímetros su longitud y 15 su anchura debido, ya se ha dicho, a la profusa utilización del aluminio: las puertas de aluminio reducen 24 kilos su peso, un material que también se utiliza en las aletas delanteras, el capó y el portón trasero. El centro de gravedad se sitúa 50 milímetros más bajo, lo que redunda en beneficio del dinamismo y, paralelamente, en la optimización aerodinámica (Cx de 0,32) y en el descenso de consumo. Así que, al Q7 le cabe el honor de estrenar este soporte antes que ningún otro modelo del Grupo VW, que también lo utilizarán próximamente los nuevo Touareg, el Porsche Cayenne y el también confirmado SUV de Bentley.

Una de las perlas de la nueva gama Q7 se centra en el gasolina turboalimentado de inyección directa 3.0 TFSI (333 CV) que acelera de cero a cien en 6,1 segundos y homologa 7,7 litros de consumo medio, al que da «la réplica» el turbodiesel 3.0 TDI (272 CV) capaz de acelerar de cero a cien en sólo 6,3 segundos y que se conforma con 5,7 litros de consumo medio (149 g/km de CO2), lo que supone un recorte del 23% con respecto a la anterior generación del Q7.

A estas dos iniciales propuestas, se sumarán posteriormente el 3.0 TDI de 218 CV y, aún sin confirmar, el gasolina 2.0 TFSI de 252 CV. Sin olvidar otra de las estrellas de la renovada familia Q7, el e—Tron Quattro, que podría ver la luz en nuestro mercado hacia finales de 2015: 1,7 litros de consumo medio (menos de 50 g/km de CO2) gracias a la mecánica «hybrid plug—in», con baterías de ion—litio capaces de ofrecer hasta 56 kilómetros de autonomía en modo exclusivamente eléctrico. La mecánica principal de esta «hibridación» es el turbodiesel 3.0 TDI de 258 CV, mientras el motor eléctrico integrado en la transmisión Tiptronic de 8 marchas, rinde 94 kW: 373 CV totales y 71,4 metros/kilo de par, con lo que el Q7 e—Tron acelera de cero a cien en 6 redondos segundos (6,1 en modo eléctrico) y puede alcanzar una punta de 225 por hora.

También la tracción Quattro ha evolucionado: envía un 40% del par sobre el tren delantero y el 60% restante sobre el trasero (en condiciones normales de adherencia), parámetros que pueden variar hasta el 70% sobre las ruedas delanteras y el 85% sobre las traseras.

Los casi tres metros de batalla (2,99 entre ejes) y la mayor altura de techo, propician una mejor habitabilidad interior y, en la versión de 7 plazas el acceso al tercera fila también se ha mejorado.

Usando las 7 plazas, la capacidad del maletero se cifra en 295 litros (770 si se abaten las dos últimas plazas) y en 890 litros en el caso de la versión de 5 plazas (hasta 2.075 litros con las plazas traseras abatidas).

Por lo demás, el nuevo Q7 ofrece un amplio abanico opcional, con soluciones tan innovadoras como la dirección a las cuatro ruedas: a baja velocidad el sistema gira las ruedas traseras en sentido opuesto a las delanteras (reducción en un metro del radio de maniobra), mientras a alta velocidad giran el mismo sentido que las delanteras (mayor rapidez en las maniobras); la amortiguación «AirSuspension» puede variar la altura libre al suelo: 30 milímetros más baja en autopista, incrementándose hasta 60 milímetros cuando se circula off—road (23,5 centímetros de altura libre al suelo en este caso); entre los sistemas electrónicos de ayuda a la conducción, se cuenta con el control de crucero activo ACC con «Stop&GO» o la frenada para prevenir colisiones múltiples.

Y la guinda; el «Drive Select», que permite configurar la dinámica del Q7 en siete modos: Comfot, Auto, Dynamic, Individual, Allroad, Lift—Allroad y, como primicia, el modo Efficiency.

El equipo de serie ofrece llantas de 18 pulgadas, aunque opcionalmente podrán solicitarse hasta llantas de 21 pulgadas.

Segunda edición... más razonable
Comentarios