sábado. 03.12.2022

Coincidiendo con la llegada del S Cabrio, el rodaster de techo duro retráctil, celebra su vigésimo aniversario con nuevo ‘apellido’ SLC que, como fácilmente puede suponerse, viene dado por su ‘inspiración’ en la también nueva Clase C y, eso también, por actualizaciones estéticas y tecnológicas exteriores e interiores.

Como en su hermano mayor, también aquí el techo se abre o cierra eléctricamente en 20 segundos, con la novedad —en este modelo— de poder realizar ‘la maniobra’ en marcha hasta 40 por hora de velocidad y siempre —importante— que se inicie el proceso por debajo de los 5 por hora. La gama SLC que llega a los concesionarios españoles, con una tarifa entre 45.250 y 67.175 euros, comporta tres motorizaciones turboalimentadas: 200 (gasolina de 184 CV), 250d (turbodiésel de 204 CV, que deberá ser el más solicitado en opinión del fabricante) y el ‘maquinón’ AMG 34 Biturbo (gasolina de 367 CV) con diferencial autoblocante mecánico y cambio 9G-Tronic serie, salvo en la versión 200, que es opcional (2.848 euros).

De SLK a SLC… no ‘sólo’ cambia el nombre
Comentarios