domingo. 03.07.2022
                      Toyota ha rediseñado la consola central del GR Supra, ajustando el recorrido de la palanca de cambios. TYT
Toyota ha rediseñado la consola central del GR Supra, ajustando el recorrido de la palanca de cambios. TYT

Con las carreras como inspirador banco de pruebas, y la firma del equipo oficial ‘Gazoo Racing’, el fabricante nipón lanza una versión del GR Supra con cambio manual inteligente —iMT— de 6 velocidades; novedad que se complementa con una renovada consola central, colores exclusivos exteriores e interiores y la función «Hairpin+» (uso marcadamente deportivo).

Desde su lanzamiento en 2019, el GR viene adoptando el 6 cilindros en línea (gasolina) de 3.0 litros y 340 CV (cambio automático de 8 relaciones) para, un año después, añadir al catálogo la versión 2.0 litros de 258 CV y transmisión automática.

Ahora, ‘escuchando a los aficionados’ y conforme al ‘sueño’ del presidente Akio Toyoda —«ofrecer un vehículo para disfrutar de verdad al volante»—, se ofrecen tres modelos GR para el mercado europeo, con cambio manual y los tradicionales tres pedales, ya sea de serie (GR Yaris) o como opción (GR Supra, GR86); también el nuevo embrague, está específicamente adaptado a la potencia motorística, a la vez que se han reajustado el control de frenado y las suspensiones. El cambio manual iMT (muy bien escalonado) utiliza un sistema de control inteligente —nuevo ‘software’— que prioriza el comportamiento deportivo del coupé: al subir de marcha —embrague y desembrague—, se optimiza el par motor mientras, al reducir, el ajuste del ‘software’ ofrece un excepcional rendimiento; también la configuración predeterminada de la caja de cambios, puede desactivarse a voluntad del conductor para obtener un comportamiento más deportivo.

Esa filosofía, la de ofrecer un comportamiento más deportivo, es la que también ha inspirado a fabricante en la oferta de la nueva función ‘Hairpin+’, una suerte de mayor ‘libertad’ para deslizar —controladamente— el tren zaguero, máxime en las reviradas carreteras de montaña: una gestión más optimizada del par motor, permitiendo una mayor diferencia de agarre de las ruedas izquierda y derecha; eso sí, con la ayuda de un sofisticado programa de control estabilidad, evitando sobrevirajes —deslizamiento trasero— repentinos, función que interviene anticipadamente merced al asistente ‘VSC’, capaz de compensar cualquier pérdida repentina de agarre cuando se utiliza el ajuste más deportivo de la suspensión del coche. La paleta de colores de la renovada gama GR Supra, incorpora dos nuevas tonalidades: un gris y un azul; a la vez que también se incorpora un ‘Blanco Mate’ exclusivo para la versión de 3.0 litros con cambio manual.

Toyota GR Supra. Con cambio manual
Comentarios