lunes 18/10/21

Unidos… por la historia

Nombrado con el apellido del Bernd Rosemeyer, famoso piloto de Auto Union en los años 30, Audi desvelaba en 2000 este ‘concept car’, mostrando un ejercicio de estilo para enlazar pasado y presente, también el futuro ‘lenguaje’ de diseño. En puro culto a la esencia de Auto Union, el ‘Rosemeyer’ adoptó un motor W16 de 700 CV y tracción integral Quattro. Prescindía de retrovisores exteriores a favor de cámaras para ‘ver’ a la espalda del coche, reflejándolo en unos monitores situados en el habitáculo… lo mismo que los ‘virtual mirrors’, estrenados en 2018 por el Audi e-tron.

El Auto Union Type C 16V de 1936 (de 295 a 520 CV, según versiones), en la habitual reunión de clásicos ‘Goodwood Festival of Speed’, se mostró imbatible en los Grandes Premios de ‘su’ época. Bernd Rosemeyer y Hans Stuck, dieron días de gloria a los ‘Cuatro Aros’ nacidos de la unión de Horch, Wanderer, DKW y Audi; ‘grupo de empresas’ que, en 1932, daba respuesta a la dramática crisis económica alemana; miren por dónde… ‘nada nuevo bajo el sol’. Auto Union desaparecería con la II Guerra Mundial

Aquellos revolucionarios monoplazas de motor central-longitudinal por delante del eje trasero que abrirían, décadas después, la puerta a los F1 ‘modernos’, los firmó otro mito… Ferdinand Porsche.

Unidos… por la historia
Comentarios