sábado 24.08.2019
TRIBUNA

Las cámaras de comercio como baluartes de la e?conomía

Las cámaras de 	comercio como 	baluartes de la e?conomía

Quiero en primer lugar mostrar mi agradecimiento a los organizadores del primer Encuentro Parlamentario España-Estados Unidos (The Hispanic Council y la Cámara de Comercio de León) la oportunidad que nos han brindado de poder apoyarles en su desarrollo. Para una entidad como el Grupo Sabadell y para Sabadell Herrero en especial, resulta fundamental —desde nuestra doble perspectiva de banco y empresa— tomar parte en aquellas iniciativas que busquen tomar el pulso a la sociedad y que aporten propuestas que redunden en su beneficio.

León es tierra de grandes emprendedores políticos, económicos y culturales y, como nos recuerda Margarita Cecilia Robles, Cuna del Parlamentarismo; pero también origen de otras muchas ideas, proyectos e iniciativas caracterizados por el rigor y la consistencia. Tenemos un ejemplo muy cercano: el propio Banco Herrero —hoy Sabadell Herrero—nació a mediados del siglo XIX de manos de empresarios del sector textil en esta misma tierra leonesa: en Villafranca del Bierzo.

Aunque el enfoque inicial de este encuentro fuera el parlamentarismo, no se nos oculta que las relaciones entre Estados Unidos y España van mucho más allá, y que en esta sociedad global y digitalmente conectada, la política y la economía son un todo y así debemos analizarlo.

La historia de las relaciones entre España y Estados Unidos es mucho más profunda, histórica y cercana de lo que algunas versiones malintencionadas nos han querido trasladar quizá en demasiadas ocasiones. A nadie se nos escapa que no nos podemos explicar como nación sin el contexto de nuestras relaciones con América; América en el sentido territorialmente más amplio: la del Sur, cuyos vínculos son aún hoy tan profundamente arraigados como compartir una lengua común; y la del Norte, a la que también hemos estado unidos territorial, histórica, cultural y comercialmente.

En el Grupo Sabadell conocemos muy bien esa realidad gracias a los centenares de emprendedores que han decidido apostar por la internacionalización de sus empresas, confiando sus procesos de internacionalización en nosotros.

Hemos visto a muchas empresas realizar grandes esfuerzos por abrirse a mercados con muchas posibilidades, pero legalmente complejos y fracasar en el intento. Por ello, siempre les animamos a escoger para sus primeros pasos fuera de las fronteras leonesas la seguridad de mercados como en norteamericano, un mercado, fiable, seguro, legalmente estructurado en donde si se actúa con prudencia y sentido común empresarial, no es extraño que alcancen sus objetivos con éxito.

Lo hispano —a pesar de que algunos piensen que no es así o intenten evitarlo sin éxito— está en auge en Estados Unidos; con el crecimiento exponencial de la lengua española como abanderado de empresas —como muy bien saben las cámaras de comercio y The Hispanic Council—; este auge permite y favorece que se abran oportunidades que observamos desde Banco Sabadell con mucha esperanza. No sólo desde el punto de vista económico y empresarial, sino también para unir aún más a dos países diferentes política y socialmente, pero a la vez parecidos en el objetivo común de la defensa de la ley y la democracia como armas del progreso. Eso es lo que, en definitiva, defiende el parlamentarismo de las sociedades avanzadas, aquellas que, con sus defectos y virtudes, nos hacen avanzar para ser mejores.

Quiero hacer una especial mención a las cámaras de comercio, verdaderos baluartes de nuestra economía y de nuestros empresarios. Nada ni nadie puede apoyar con mayor eficacia y garantía de éxito a las empresas españolas en el exterior que nuestras queridas cámaras, las ‘chamber of commerce’ que tanto respeto, seguridad y fiabilidad aportan a quienes acompañan y a quienes nos reciben.

Cualquiera que tenga dos dedos de frente y siquiera uno de conocimiento de nuestra historia debe saber que son precisamente las cámaras —nuestras queridas cámaras— las que siempre han ayudado, apoyado y vertebrado el impulso exterior de la economía española. Sin ellas, no tengas ustedes duda, nuestra economía sería más pequeña, más débil y con menos futuro.

Intervención de Pablo Junceda en el

I Encuentro Parlamentario España-Estados Unidos celebrado en León.

Las cámaras de comercio como baluartes de la e?conomía
Comentarios