martes 15.10.2019
TRIBUNA

Colegio de Enfermería: otra vez la misma historia

Cuando parecía que las cosas colegiales marchaban medianamente bien, nos han vuelto a defraudar nuestros representantes colegiales.

¿Por qué digo esto? Pues por que este año se tenían que celebrar las elecciones para renovar los cargos de la Junta de Gobierno, y cual es la sorpresa que nos enteramos (no por el Colegio) que no va a ser así. Nosotros, que ya habíamos entrenado esto de las votaciones (con las veces que lo hemos hecho este año), queríamos ¡votar!, cosa que no hacemos desde hace unos 12 años aproximadamente.

Me dicen algunas compañeras veteranas, que en sus principios de colegiación conocieron a un presidente que estuvo casi 20 años en el cargo, pero es que llevamos casi otros 20 con las mismas personas dentro del Colegio en diferentes puestos: por que algunos/as que entran en la Junta de Gobierno no quieren marchar ni a tiros.

Pero esto no es nada comparado con el Consejo de Colegios Profesionales de Diplomados de Enfermería en Castilla y León, en el que solo ha habido un presidente desde que se creo. A diferencia de los colegios, a este lo eligen los presidentes, no los colegiados, por lo que si lo eligen los presidentes, quiere decir que tiene que tener a las personas que él quiera en ese cargo para que le voten y pueda continuar como tal, por que si en los colegios hay procesos electorales no controlados, puede que los colegiados elijan a otra persona que no sea afín y ya le vienen los problemas.

Entonces ¿qué hacemos? Pues amparándose en la Ley Omnibus, dicta la Resolución 1/2019 (que la tenían bien guardada hasta que les interesó ponerla unos días en el Tablón de Anuncios del Colegio para cumplir) por la que «insta a todos los Colegios de Enfermería de Castilla y León a que inicien las actuaciones y procesos de modificación de los Estatutos para su adaptación a la normativa vigente», y « en tanto no se hayan inscrito en el Registro de Colegios Profesionales de la Junta de Castilla y León las modificaciones estatutarias, no se celebrara ningún proceso electoral, en evitación de innecesarias impugnaciones».

Esto está muy bien pero les ha faltado poner una fecha tope para llevar a cabo eso que dicta, por que si no, cada colegio lo puede hacer cuando le apetezca: dentro de cinco meses o dentro de cinco años. Y otra pregunta: ¿quién va a redactar esos estatutos? ¿ellos mismos? También es gracioso que se preocupe por «innecesarias impugnaciones», cuando el propio Consejo ha impugnado varios procesos electorales cuando le ha interesado.

Hasta que se cumpla lo que dice la resolución (o sea, hasta que a él le interese) lo que hace el Consejo es nombrar la tan llevada, famosa y conocida por los colegiados/as leoneses Junta de Gobierno Provisional mediante la Resolución 2/2019. ¡Dos y únicas resoluciones en cinco meses que afectan a la convocatoria de elecciones en el Colegio de León! Pero no os preocupéis, que también habrá para para colegios.

Y claro, esta Junta Provisional esta formada por los miembros de la Junta Permanente y un vocal de la anterior Junta de Gobierno, más la expresidenta del Colegio y actual vicepresidenta del Consejo Autonómico. Sr. Alfredo, además de ser legal hay que parecerlo, y la ética parece que no es su mayor virtud.

Pero la culpa la tiene nuestro presidente, Sr Blanco, por que es totalmente soberano para convocar elecciones siguiendo los estatutos actuales por los que nos regimos. No debe tener miedo hacerlo, ni tiene que aceptar las recomendaciones del presidente del Consejo Autonómico (no digo del Consejo Autonómico), ya que si las convoca de una manera clara, limpia y transparente (aumentando los plazos de presentación de candidaturas, publicación de la convocatoria en web, en medios digitales, en prensa escrita, etc ) no habrá nadie que las impugne, salvo quizá el Consejo Autonómico.

Y es que los colegiados/as de León no pueden permitir que nuestro Colegio Profesional esté dirigido por otra Junta de Gobierno Provisional y sobre todo, como dije anteriormente, por ciertas personas que llevan dentro del Colegio más de 18 años cumpliendo las órdenes del incombustible presidente autonómico: desde 2001 hemos tenido tres presidentas/es, una que estuvo mas menos 8 años de manera «provisional», otra que estuvo más menos 2 años de manera provisional y 4 elegida y el último que no le elegimos nadie por que no hizo falta: solo se pudo presentar él. ¡Pero es que ahora va a seguir no sabemos por cuanto tiempo!

Así que llamo a todos los compañeros/as colegiados/as en este Colegio a exigir? la convocatoria de elecciones de manera transparente y democrática. Es hora de que haya un cambio generacional en los colegios profesionales, lo que llevaría a otros cambios muy positivos para nuestra querida profesión.

Colegio de Enfermería: otra vez la misma historia
Comentarios