martes 17.09.2019
EL CORRO

El contrapeso municipal

Centrado el foco en el signo político del gobierno de la Comunidad, ha pasado un tanto inadvertido el vuelco político que se ha producido en el ámbito municipal, donde el PSOE ha conquistado importantes parcelas de poder en detrimento del PP, que ha sufrido un notable descalabro solo paliado por el mantenimiento de su posición de dominio en las diputaciones.

Los socialistas, que acariciaban la posibilidad de recuperar la Junta que tan solo pudieron gobernar en la primera legislatura (1983-1987), tardarán mucho en superar la enorme frustración sufrida al ver como se esfumaba una posibilidad de alternancia nunca tan alcance de su mano. Pero donde han recuperado terreno, y de qué forma, ha sido en el nuevo mapa municipal. A las tres capitales en las que ya gobernaban, Valladolid, Segovia y Soria, han conseguido sumar, no sin cierto suspense, Burgos y León, erigiéndose así con mucha diferencia —Ponferrada también ha caído de su lado— en la fuerza política municipal que gobierna a mayor número de ciudadanos.

Por el contrario, el PP tan solo ha conseguido mantener una alcaldía de capital, Salamanca, viendo como las otras cuatro de que disponía han caído en manos ajenas. En todos los casos por deméritos propios, salvo en Palencia, donde ha cedido la vara de mando a Ciudadanos (tres concejales) en aras de garantizarse la investidura de Alfonso Fernández Mañueco como presidente de la Junta.

El regalo de la presidencia de la Diputación de Zamora al único diputado naranja ha sido otra de esas extravagantes concesiones políticas a Ciudadanos, partido que, puesto a tocar poder, se ha lanzado a hacerlo con sonrojante voracidad. Pero aunque no sea precisamente en la de León, que puede dar por perdida, ha sido en el ámbito de las diputaciones donde el PP ha mostrado mayor fortaleza. Ha arrebatado a los socialistas la de Soria y gobernará en las otras siete, incluida la de Zamora, donde el osado presidente está completamente a merced de los populares.

A expensas de lo que depare en la Junta el gobierno bipartito en ciernes, el poder municipal del PSOE constituye un contrapeso político muy a tener en cuenta. Los grandes retos políticos de la Comunidad, empezando por la despoblación, no pueden plantearse de espaldas a las ciudades, que son justamente las que estructuran este vasto territorio.

El contrapeso municipal
Comentarios