lunes 26.08.2019

EDITORIAL | La crisis del azúcar pone en cuestión un cultivo clave para la provincia

La liberalización del sector del azúcar ha alterado totalmente el panorama en un cultivo tradicional leonés como es la remolacha. Hoy todo queda a expensas de unos contratos en los que el cultivador intenta conseguir unas condiciones de rentabilidad razonables, lo que ha tenido efectos como la fuga de producción hacia Acor —fuera de la provincia— o la indefinición que generan los precios de mercado del azúcar y que deciden si se cobran unos pluses por tonelada extraída. Ayer mismo publicaba el Diario de León un reportaje que evidenciaba la pérdida de espacio de remolacha en la provincia con apuestas por nuevos cultivos, como pueden ser las zanahorias destinadas a elaboraciones industriales de alimentos. El producto que durante años fue una garantía para miles de familias, con las molturadoras de La Bañeza, Veguellina de Órbigo y León a pleno rendimiento, hoy se llena de interrogantes.

Mirando el futuro será importante que el campo leonés repiense su situación y apueste por aprovechar los regadíos que se están modernizando. Los expertos incluso plantean una revolución mirando a lo hortofrutícola. Reconvertirse siempre es duro pero si se acierta, a largo plazo, es lo más provechoso.

EDITORIAL | La crisis del azúcar pone en cuestión un cultivo clave para la provincia
Comentarios