jueves 21.11.2019
EL GALLO

Eulen llega al corazón del negocio del arte

Hace años que los encargados de la limpieza y la seguridad de los grandes museos quedó en manos de empresas externas. Eulen, la sociedad de origen leonés que presta esos servicios, extendió después su oferta y llegó al Museo Guggenheim, de Bilbao, donde además hace tiempo que los guías de las exposiciones están en nómina de esa misma compañía. La empresa presidida por David Álvarez ha decidido dar un paso más y apunta directamente a la parte más noble —y también la más lucrativa— del arte.

A partir de ahora ofrecerá una amplia variedad de servicios vinculados al sector que incluyen la tasación y la restauración de obras, el transporte e incluso los paneles explicativos de las exposiciones. Para desarrollar toda esa actividad creó una división específica, Eulen Art, que aspira a crecer de manera vertiginosa en tres años empleando a 200 personas hasta lograr una facturación de 10 millones de euros. Todo bajo la dirección de Carmen Olivé. El grupo español fundado en 1962 por el empresario de Crémenes está presente en catorce países, cuenta con nada menos que 82.200 trabajadores, más de la mitad de ellos en España, y cerró el año pasado con una facturación de 1.033 millones de euros.

Eulen llega al corazón del negocio del arte