jueves 22.08.2019
LA LIEBRE

Presupongamos

Alumbramos la semana con el hermanamiento de la provincia de León con Laponia y hemos terminado por despedirla con una nevadina. Son ganas de provocar. Aunque, como estrategia, estos primeros resultados sirven para que comprobemos los ejemplos que adoptan nuestros representantes públicos para fijar el horizonte hacia el que nos encaminan: todo recto hacia las cifras de densidad de población que se registran en la tierra de Santa Claus. Pero por si no fuera suficiente para saber lo que nos espera, el mismo día el Gobierno de Pedro Sánchez presentó los Presupuestos Generales del Estado para este año. No se puede decir que sean malos, aunque se haya dicho con vehemencia por parte de quienes ahora están la oposición y antes gobernaban o sustentaban. No se puede afirmar que son buenos, aunque haya quien lo defienda ahora que los suyos tienen las llaves del Falcon que hay aparcado en la cochera de La Moncloa. Pero al menos, si nos atenemos a la comparación con los anteriores, queda claro que el PP y el PSOE tienen la misma idea de lo que quieren para esta provincia: que se parezca a Laponia.

Menos mal que los presupuestos, como explicaba José María Rodríguez de Francisco para desarmar a los contrarios en el Ayuntamiento, son lo que la misma palabra dice: pre-supuestos. Por eso el PSOE presupone que, aunque no haya ni un euro para la plataforma intermodal de Torneros, sí que habrá hueco en alguna partida escondida para empezar a desarrollar el proyecto; que, pese a que la reactivación de la Ciuden no encuentre en qué apoyarse, seguro que aparece un remanente perdido por ahí para dotar de contenido al contenedor vacío; que, sin certeza económica que lo avale, no faltarán fondos para la Transición Justa —un minuto de silencio, por favor— de las cuencas mineras; que, sin que importe el vacío, quizá surja cómo sustentar la segunda fase de San Marcos; y que, a pesar de la falta de impulso monetario para avanzar en la modernización de los regadíos, a lo mejor cuadran un euros perdidos para que todo el sacrificio de Riaño no acabe por convertirse en un gran chiste de agua derramada en tierras y polígonos industriales de Castilla. Va ser mucho dar por sentado, aunque más lo da el PP, que presupone que los leoneses somos tan tontos que no recordamos quién gobernó los últimos 7 años. Por presuponer que no quede.

Presupongamos
Comentarios