lunes 09.12.2019
TRIBUNA

El Psicoanálisis, un cambio de paradigma

El Psicoanálisis,  un cambio de paradigma

Thomas Samuel Kuhn (1922-1996), doctor en Física por la Universidad de Harvard, impartió cátedra en distintas universidades como Harvad, Berkeley, Princeton o M.I.T, y fue uno de los filósofos de la ciencia mas influyentes del siglo XX. En su libro La estructura de las revoluciones científicas (Ed. Fondo de Cultura Económica), introdujo el concepto de paradigma.

En la pagina 115 del citado libro, se refiere al término paradigma con los logros que comparten las siguientes características: Realizaciones que carecían hasta tal punto de precedentes, que eran capaces de atraer a un grupo duradero de partidarios alejándose de los modos rivales de actividad científica, y además

Están abiertos al debate «para dejar al grupo de profesionales de la Ciencia así definida todo tipo de problemas por resolver».

Aunque Kuhn, se refiere a los libros de física y matemáticas de su juventud cuando afirma: Es necesario adquirir «la capacidad aprendida de ver semejanzas entre problemas al parecer ajenos».

En la página 212 afirma: «Rechazar un paradigma sin sustituirlo a la vez por otro es rechazar la propia Ciencia»

La Ciencia es acumulativa, hasta que surge una ruptura necesaria para el establecimiento de un paradigma.

Hanna Segal, discípula de Melanie Klein (madre del Psicoanálisis) y analizada por ella en su obra Introducción a la obra de Melanie Klein (Ed. Paidos) define de la siguiente manera «sentido de la realidad»: Es la capacidad de experimentar la realidad psíquica como tal y de diferenciarla de la realidad externa. Implica la capacidad simultánea y la correlación de los mundos internos y externos (H. Segal).

Veamos dos ejemplos sobre este concepto:

Ejemplo 1. El estudio de las trayectorias parabólicas, fue abordado por primera vez de forma Matemática por Galileo Galilei.

El conocimiento, de la trayectoria de una bala mediante una ecuación, que relacione en cada instante el espacio–tiempo, nos permite conocer no solamente su posición en un instante determinado sino también en un instante posterior al anterior. Esto constituye la «realidad externa». Ahora bien, además de esta realidad externa dada por la ecuación de trayectoria del objeto (una bala), existe de forma simultánea una realidad interna psíquica asociada al objeto (bala), dicho objeto representa simbólicamente el «falo» que alcanzará su objetivo (obtención de placer) cuando se produzca la descarga. Esta es la realidad interna ó psíquica, no tenida en cuenta por el Dr. Khun, pues ni era analista, ni estaba analizado, desconociendo este aspecto de la realidad, tan importante como el externo, configurando de ese modo lo que el Psicoanálisis define como Sentido de la realidad.

Ejemplo 2. Prácticamente todos los estudiantes de Cálculo Superior hemos resuelto el cálculo del área encerrada por la Lemniscata De Bernoulli, descrita por éste en 1694 por primera vez, así como el calculo de su longitud en uno de sus cuadrantes.

La Lemniscata, tiene forma de «antifaz» de un «ocho tumbado», la atracción que provoca dicha curva, tanto para profesores como para alumnos, ha inducido a los Matemáticos a reservarle un lugar destacado en la Matemática asociándola con el símbolo del infinito: La realidad externa queda pues asociada con la determinación del área, longitud mediante la utilización de métodos de integración, utilizando coordenadas cartesianas, paramétricas, o polares según precise.

Ahora bien, existe una realidad interna ó psíquica, la Lemniscata representa simbólicamente los pechos de la madre, derivando de este hecho su atracción e interés.

El pecho de la madre es la fuente original de todas las emociones humanas, recibiendo, amor (emoción básica del hombre), placer, alimento, protección, seguridad, frustración cuando acontece la inevitable separación, y con ella quizás sentimientos de abandono y pérdida del objeto amado propiciando sentimientos de duelo y depresión.

Esta es la realidad interna. El Dr. Khun, no podía advertir esta última realidad, que solamente puede ser aprehendida por las personas que se tuteen con su inconsciente (analizados), de tal suerte que estas dos realidades conforman el sentido de la realidad, dando paso a la verdad, que constituye el objetivo último del ser humano junto con la felicidad.

Así llegamos a una «ruptura», introduciendo un Paradigma: la teoría psicoanalítica, que nos concede de forma única la capacidad de conocer con toda profundidad y extensión lo que conocemos como sentido la realidad.

El Psicoanálisis, un cambio de paradigma
Comentarios