martes 19.11.2019
TRIBUNA

TRIBUNA | Somos tontos, usted es el único listo, dr. Sánchez

Los que tenemos un calentamiento notable con     su forma de hacer política, dr. Sánchez, somos nosotros los españoles

Es increíble la desfachatez con la que se ha presentado en Nueva York el doctor Sánchez. Él lo hace por que le sale y los demás a callar que para eso él tiene el poder. No acabo de comprender que los norteamericanos, siendo como son, no se hayan negado a esa farsa que, en campaña electoral, en España, les ha presentado en bandeja de plata el presidente en funciones.

 

Se suponía, claro que las suposiciones tienen su trampa, que el presidente en funciones iba a hablar de España y lo que nuestro país pueda aportar al tema de esa reunión que no era otro que hablar y quizá dar soluciones del tremendo problema que tiene la humanidad con el cambio climático y el notable calentamiento de la Tierra. Los que tenemos un calentamiento notable con su forma de hacer política, dr. Sánchez, somos nosotros los españoles. Ya supongo que a usted eso le da igual, pero el calentamiento lo tenemos en casa.

 

Y resulta que usted, la reunión de Nueva York, la convierte, exceptuando los ocho minutos que dicen las crónicas que se refirió al verdadero objetivo de la reunión, la convirtió, digo, en presentar a la comunidad internacional allí reunida, el problema que usted y los demócratas que le acompañan siempre por si se pierde, el enorme, el gran, el mastodóntico, el inconmensurable, el desbordante y único problema de que Franco, lleva cuarenta y cinco años, enterrado en el Valle de los caídos y ustedes eso no lo soportan. Vaya por Dios. Y de eso, se dan cuenta y se encocoran con el tema, ahora, al cabo de cuarenta y cinco años.

 

Y, digo yo, vamos por decir algo; y ¿que hacemos con Lenin, con Fidel Castro, con Hugo Chaves, y con muchos otros, que bien los conoce usted? Ah, que eso no le interesa. Me lo imaginaba.

 

De verdad es alucinante que usted, con lo listo que es, no se de cuenta que el ridículo siempre le acompaña y nunca le abandona, como el desodorante. Pero, claro, pagamos los demás y así cualquiera. Incluso usted.

 

Tienen ustedes, los de la izquierda, me refiero, una fijación con Franco que ustedes mismos le hacen más y más importante a juzgar por lo que les preocupa. Lo tienen todo el día en mente. ¿No habíamos quedado que no hay mejor desprecio que no hacer aprecio?, ya… que con ustedes no va eso. Eso sí, argumenta usted que con ese episodio de sacar a Franco del Valle de los caídos, se cierra el círculo de la democracia en España.

 

Todo el mundo esperando conocer quien iba a cerrar el tan necesario círculo, y de pronto viene usted y ale, …se cerró.

 

A mí, que soy un españolito de a pie y a mucha honra, me da vergüenza cuando usted coge el Falcon, y se pone en marcha, vaya donde vaya, ridículo habemus. Pero vamos que está usted demostrando, a si mismo, claro, que usted es más listo que los demás mortales, que con usted no valen las decisiones pensadas y meditadas. Usted es un hombre que, piensa, poco claro, y ¡zas!, cierra usted algún círculo que esté abierto por ahí y solución al canto. Pero como le compaña el ridículo pues así vamos.

 

Y la otra parte de su intervención, en Nueva York, qué majo, es que usted ha decidido que ya está en campaña, ni plazos legales que valgan, ni nada de nada. Soy el presidente en funciones y se hace lo que yo diga, faltaría más.

 

Ha desplegado usted la maquinaria y el 10-N se le queda pequeño. Dígame una cosa, Sr. Presidente en funciones, ¿de verdad no se da usted cuenta de lo espantoso que lo está haciendo? Es difícil creerlo pero si usted no de da cuenta, que es más listo que los demás…. ahí lo dejo.

 

Todo el mundo en general y Europa en particular, y el Banco de España también, están avisando que le economía, en general nos va a pegar un varapalo que nos va a dejar mirando a la meca.

 

Usted, como su colega Zapatero ni se atreve a pronunciar la palabra crisis, no sea que vaya a ser verdad y se nos caigan los palos del sombrajo. Pero, tranquilo, usted y su partido nunca tendrán la culpa de esa más que cercana crisis. ¿Me entiende verdad?

 

Bueno pues ahora, a pasar las semanas que nos quedan hasta las próximas elecciones. Vd. con su Falcon, sus ministros y barones, con sus coches. Y a los de Alicante, Murcia, Onteniente, Levante en General y Arganda y Almería también, a esos que les paguen sus desgracias provocadas por esa gota fría, es esos que les pague el maestro armero.

TRIBUNA | Somos tontos, usted es el único listo, dr. Sánchez
Comentarios