domingo 9/8/20
I Congreso sobre la Economía del Bierzo

Quiñones llama a hacer del monte y la biomasa un motor económico

u «Tenemos que ser inteligentes y aprovechar la oportunidad; lo contrario sería un fracaso»
Gerardo Álvarez Courel, Eduardo Morán y Juan Carlos Suárez-Quiñones, ayer en Camponaraya. L. DE LA MATA.
Gerardo Álvarez Courel, Eduardo Morán y Juan Carlos Suárez-Quiñones, ayer en Camponaraya. L. DE LA MATA.

Los bosques y la biomasa pueden ser uno de los motores económicos del Bierzo tras el fin del carbón «si somos inteligentes», matizó el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, en la clausura del I Congreso sobre la Economía del Bierzo organizado por Diario de León en Camponaraya. Un potencial, que necesitará también del empuje de la iniciativa privada y que tiene su epicentro en Forestalia, en el polígono de El Bayo, que arrancará sus máquinas en marzo del año que viene con una previsión de 350 empleos entre directos e indirectos y un movimiento diario de unos 50 camiones.

 

Tras definirse como «un berciano de adopción», el consejero puso en valor una comarca con el 83% de su superficie forestal, por encima en términos relativos de Finlandia, y que debe pasar «de la cultura del mechero a una nueva cultura». Hasta ahora, su aprovechamiento ha estado infravalorado por el empuje de la minería. «En el Bierzo nadie se dedicaba a la madera en los años 80», explicó Quiñones.

 

Sin embargo, ahora puede generar una incipiente industria transformadora de la mano de Forestalia, que tiene comprada su energía durante 25 años, y que necesitará 300.000 toneladas al año de biomasa. «El Bierzo es el primer lugar de donde va a venir, y también Galicia. Si somos inteligentes lo aprovecharemos con contratos estables para nuevas empresas. Sería un fracaso que no fuera así», advirtió. Ese potencial no sólo se queda en el empleo sino en todo lo que rodea el monte: limpieza, lucha contra los incendios... También con formación en la Escuela de Almázcara. Además, el consejero anunció que su departamento elevará hasta 5 millones de año la cantidad que dedica a los montes del Bierzo, el 75% públicos y el resto en manos privadas. Ese aprovechamiento se completará con la apicultura y proyectos ligados al ocio, como el senderismo o rutas culturales.

Quiñones llama a hacer del monte y la biomasa un motor económico