miércoles 26.02.2020
Comunicaciones

El 20% de la red vial de los partidos judiciales de La Bañeza y Sahagún está en mal estado

El partido judicial de Villablino es el que cuenta con mejor mantenimiento en carreteras con un sólo kilómetro afectado
Baches y blandones en la carretera que une Zambroncinos del Páramo y Pobladura de Pelayo García. ARMANDO MEDINA
Baches y blandones en la carretera que une Zambroncinos del Páramo y Pobladura de Pelayo García. ARMANDO MEDINA

La red de carreteras de la provincia, con 5.987,5 kilómetros de longitud total —excluyendo los municipios de León y Ponferrada, se encuentra en el 70,3% del firme, es decir, en 4.209,7 kilómetros, en un estado bueno. No obstante, el 12,2% de las carreteras provinciales —729,8 kilómetros— se encuentran en mal estado; mientras que el 17,4% del pavimento —1.041,6 kilómetros— están en un estado regular.

Así se desprende de los datos recogidos en 2018 por la ‘Encuesta de Infraestructura y Equipamientos locales de la provincia de León’ publicada por la institución provincial en octubre de 2019. Unas cifras concentradas por partidos judiciales, que reflejan que el de La Bañeza es en el que peor estado se encuentra la red de carreteras con 128,3 kilómetros en malas condiciones de sus 628,6 totales, es decir, en el 20,3% del firme.

Por detrás del partido judicial de La Bañeza, el siguiente que está en peor estado es el de Sahagún con el 18,2% —83,6 kilómetros— de sus 459,2 kilómetros en condiciones precarias. Por su parte, en el de Ponferrada el 13,4% —175,5 kilómetros— de los 1.310 kilómetros totales están en mal estado; en el Cistierna el 11,8% —53 kilómetros— de los 448,2; en el de Astorga el 11,1% —98,1 kilómetros— de los 883,9; en el de León el 9,4% —190,3 kilómetros— de los 2.026,6; y en el de Villablino 0,4% —tan sólo un kilómetro— de los 231.

Por otro lado, el partido judicial en el que la red de carreteras de la provincia goza de ‘mayor salud’ es el de Villablino con el 81,9% —189,1 kilómetros— de los 231 en buen estado. En condiciones óptimas también está el 75,5% —1.529,5 kilómetros— del pavimento del partido judicial de León; el 69,3% —907,2 kilómetros— del de Ponferrada; el 68,9% —308,6 kilómetros— del de Cistierna; el 66,5% —587,7 kilómetros— del de Astorga; el 63,8% —400,9 kilómetros— del de La Bañeza; y el 62,4% —286,7 kilómetros— del de Sahagún.

Estado óptimo
El partido judicial de Astorga tiene 198 de sus  kilómetros en un estado regular, según el informe

Asimismo, la encuesta también recoge las carreteras provinciales que se encuentra en un estado regular, entre las cuales, las del partido judicial de Astorga encabezan esta lista con el 22,4% —198,1 kilómetros— de su firme ni en buenas ni en malas condiciones. En esta caso están también el 19,4% —88,9 kilómetros— del partido judicial de Sahagún; el 19,3% —86,6 kilómetros— del de Cistierna; el 17,7% —40,9 kilómetros— del de Villablino; el 17,3% —227 kilómetros— del de Ponferrada; el 15,8% —99,4 kilómetros— del de La Bañeza; y el 14,8% —300,7 kilómetros— del de León.

TRAMOS PELIGROSOS

En la red de carreteras de León juega también un papel importante la orografía de la provincia leonesa, donde las dificultades con mayor presencia en la red de carreteras son el trazado sinuoso y la pendiente excesiva. En la red provincial aún resta un 15,2% —978,3 kilómetros— de tramos sin señalización; un 41,7% —2.495,8 kilómetros— con trazado sinuoso; un 31,6% —1.892 kilómetros— con pendiente excesiva; y un 27,1% —1.623,3 kilómetros— con frecuentes estrechamientos en la calzada.

Peligrosidad
El de Ponferrada es el partido judicial con la red de carreteras más insegura de la provincia

El partido judicial de Ponferrada es el que arroja los mayores problemas en su red de carreteras presentando los porcentajes más elevados en todas las dificultades seleccionadas, puesto que cuenta 303 kilómetros sin señalización, 886,3 kilómetros con trazado sinuoso, 849,2 kilómetros con pendiente excesiva y 714,3 kilómetros con frecuentes estrechamientos.

El 20% de la red vial de los partidos judiciales de La Bañeza y Sahagún está en mal estado