martes 26/10/21
Efectos de la pandemia

Los 37 campings de la provincia adaptan sus instalaciones por la situación sanitaria

Nuevo personal de limpieza, reducciones de aforo y prevención ante la creciente afluencia de campistas este verano

camping2g1Clic sobre la imagen para ampliar

La pandemia ha obligado a los 37 campings distribuidos en la provincia de León a adaptar sus instalaciones para minimizar los riesgos de contagio. Es el caso del camping Don Suero de Quiñones, ubicado en Hospital de Órbigo, que, tras permanecer cerrado la anterior temporada, reabre sus puertas con la contratación de nuevo personal de limpieza para intensificar las medidas de seguridad. Enrique Busto Marcos, alcalde de la localidad, comenta que «hemos contratado nuevo personal para que se limpie todo con mayor frecuencia» y también añade que «la mayor parte de los visitantes del camping provienen de Asturias y también en gran medida son peregrinos realizando el Camino de Santiago». Por su parte, el Camping Las Nieves, en Puebla de Lillo, cuenta con sistemas de pulverización que, combinados con la limpieza tradicional, desinfectan de forma automática los baños y controlan su aforo. También desde este camping apuntan a que «la mascarilla es obligatoria en las zonas comunes y los pulverizadores ayudan a que todo esté bien desinfectado y a que se controlen los aforos en los baños. «Hemos notado que este año hay más gente, sobretodo ahora que hay menos restricciones», explican desde la dirección. Este año, el aumento de campistas se ha reflejado también en campings como el de Cistierna, donde el trabajador Mario Blanco, afirma reconocer que haber notado una mayor afluencia de visitantes a raíz de la situación. «La zona ha sido muy dañada por lo que ha pasado, pero ahora se nota más gente», además añade que el camping ha reducido su aforo para garantizar la distancia de seguridad entre las parcelas. «Antes teníamos 70 disponibles y ahora ofrecemos 50». El Camping Palazuelo, en Villamañán, traslada la misma idea de aumento de campistas. «Hemos notado el doble de reservas, se aprecia que viene más gente de la zona de Cantabria». Los visitantes buscan en los campings alternativas de alojamiento al aire libre. Dos campistas del Camping Vía de la Plata de La Bañeza explican que vienen de camping porque «aquí te sientes más libre, no es el primer año que venimos». Otro de ellos comenta que le gusta porque «eres más independiente y te sientes más libre». Respecto a su percepción sobre las condiciones sanitarias dicen que en el camping «nos sentimos seguros porque estamos al aire libre y no es un lugar concurrido». Para que esta sensación de seguridad perdure, el camping de Boca de Huérgano pone la clave en la limpieza. «Las medidas que estamos siguiendo son principalmente intensificar la limpieza y ventilar con mucha frecuencia todas las zonas comunes, para que estemos todos más seguros».

Sistemas automáticos
La mayoría utilizan pulverizadores autónomos para la desinfección

Más campistas
La afluencia de visitantes ha aumentado en toda la provincia por su vinculación al aire libre

Desde el Camping Órbigo, en Carrizo de la Ribera, explican que ellos tienen clientes fijos todos los veranos. «No hemos notado la subida de gente porque siempre somos los mismos, principalmente asturianos que vienen cada año, aunque hay uno de Elche». Como el resto de los campings, el Órbigo ha tenido que instalar dispensadores de gel hidroalcohólico en todas las zonas comunes para la desinfección de las manos de sus visitantes. A la llegada al centro, independientemente de si se trata de una visita casual, se hace una ficha con los datos de la persona para contactar con ella en caso de posible contagio. También se toma la temperatura a todas las personas que entran y detectar así posibles personas infectadas. Algunas instalaciones en las zonas comunes están inutilizadas, como algunas de las duchas, que están cerradas para mantener mayor distancia interpersonal.

Tendencia
Los visitantes buscan en los campings alternativas de alojamiento al aire libre por ser más seguros

Juan, visitante asturiano, asegura haber estado en más campings de la provincia, como el de Benavides y Hospital de Órbigo, pero allí estaba en tienda y aquí tienen caravana. «Vengo por la tranquilidad que hay, el ambiente que se respira». Por su parte, la también asturiana Mari Nieves afirma que le «encanta» el camping. «Siempre he estado de camping y sigo en ello. La tranquilidad que hay en el pueblo está muy bien para los niños, llevo aquí más de 30 años. Este año se notan las restricciones, igual que en Asturias, son iguales para todos. Hay que seguir las normas».

El ambiente tranquilo es lo que hace que los campings de la provincia afronten esta temporada veraniega con una gran afluencia de visitantes, la mayoría, de larga estancia.

Los 37 campings de la provincia adaptan sus instalaciones por la situación sanitaria
Comentarios