miércoles 28/7/21

El 82% de las masas de agua de los ríos de León están en buen estado

Los ríos leoneses de la Cuenca del Duero gozan de «buena salud». Así lo afirma la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) en un reciente informe del que se desprende que el 82% de las masas de agua de río de la provincia de León se encuentran en buen estado, según el último diagnóstico disponible realizado en 2018. Esto significa que 97 masas de aguarío leonesas, de un total de 118, alcanzan el buen estado. «Este dato es comparativamente muy superior a la media de la cuenca del Duero, donde únicamente un 57 % de masas de agua se encuentran en buen estado», afirma el organismo de la cuenca.

De todos modos, los ríos de la provincia soportaron el año pasado un total de 1.115 vertidos, que dejaron tras de sí 115.340.339 metros cúbicos de aguas residuales de distinta naturaleza. De ellos, 1.016 vertidos —56.937.649 metros cúbicos— tenían procedencia urbana y fueron clasificados como «asimilables», mientras que 90, que arrojaron 1.644.250 metros cúbicos, eran vertidos industriales. En otros dos casos se vertieron 3.733.600 metros cúbicos procedentes de refrigeración, en otros cinco casos 41.469.840 metros cúbicos de vertidos procedentes de piscifactorías y dos de ellos vertieron 1.555.000 metros cúbicos de aguas de achique de minas.

El 82% de las masas de agua de los ríos de León están en buen estado