domingo 9/8/20
El líder de Vox visita el museo de la fauna de Valdehuesa

Abascal y su pasión animal

El líder de Vox hizo ayer parada en Valdehuesa, en su viaje de regreso a Madrid tras participar en un mitin en Galicia, para conocer, de la mano del doctor Romero, la amplia variedad de especies de Museo de la Fauna Salvaje
Abascal visitó la reserva de especies en semilibertad. DL
Abascal visitó la reserva de especies en semilibertad. DL

El presidente de Vox y diputado nacional, Santiago Abascal, estuvo ayer realizando una visita privada y familiar al Museo de la Fauna Salvaje de Valdehuesa. El líder de la formación de extrema derecha aprovechó que venía de participar en la campaña electoral de Galicia para conocer estas instalaciones. Eduardo Romero Nieto, presidente del museo y de la fundación que lleva su nombre, señaló que conoce a Abascal desde hace muchos años y accedió a enseñarle las instalaciones del museo a sus familiares y compañeros, que estaban muy interesados en conocer la amplia variedad de especies con las que cuenta este centro. «Es una persona que me ha sorprendido lo que entiende de aves. Tiene una preparación y conocimiento de la naturaleza que no es normal», aseguró el conocido como doctor Romero.

Un gran entendido

El doctor Romero se sorprendió de los conocimientos sobre especies del político

A parte de hacer un recorrido por las diferentes salas del Museo de la Fauna Salvaje realizaron un recorrido por la parte exterior donde el centro cuenta con bisontes europeos, ciervos, rebecos, corzos, jabalíes, muflones y gamos en situación de semilibertad, además de una zona cercada con lobos ibéricos. Este centro cuenta una veintena de salas con 200 pequeños mamíferos, 50 réptiles, 100 primates, 2.000 aves y 600 mamíferos. Cada sala está dedicada a un continente o a una zona de la geografía mundial y sus respectivas especies. Animales como el león tiene su propia sala. Además hay una sala sobre la anatomía científica y un museo entomológico con más de 10.000 insectos.

La visita que se prolongó durante varias horas por las diferentes salas y finalizó con una comida en las instalaciones del propio Museo de la Fauna Salvaje, que ayer _y como todos los lunes_e estaba cerrado al público.

Abascal y su pasión animal