jueves. 01.12.2022

El juzgado de lo Penal número 2 de León ha absuelto a los empresarios de la cantera situada en pleno sabinar de la localidad de Mirantes de Luna. Ambos habían sido denunciados por un delito contra el medio ambiente al poner supuestamente en grave riesgo con su explotación ese paraje milenario, único en Europa. El manto de especies arbóreas de Mirantes es uno de los escasos ejemplos del periodo tardiglaciar (hace 10.000 años) y está considerado como uno de los bosques ibéricos más genuinos.

Los efectivos del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil habían detectado en el 2006 que casi 200 sabinas habían desaparecido por acción directa de la cantera. Unas presuntas infracciones que comunicaron tanto a la Junta de Castilla y León, como a la Fiscalía y a la Confederación Hidrográfica del Norte, al verse también afectado el arroyo de La Tijera.

La denuncia señala que la actividad de la Explotación Navaleo, S. L., y Técnicas Industriales Bergase consistía desde el 2002 en extraer piedra, que posteriormente se empleaba en la obra de la ampliación de El Musel, según publica el periódico El Comercio.

Los gestores, uno de Oviedo y otro de León, fueron acusados de extender su negocio cuatro hectáreas más de las tres que tenían concedidas, lo que produjo una invasión de una zona de monte en la que, según la Fiscalía, suponía un claro riesgo para especies como «el águila real, el águila culebrera, el alimoche, el halcón peregrino, el buitre leonado, el martín pescador y el gavilán, entre otros». La acusación pública solicitaba una pena de un año de prisión y 4.000 euros de multa, así como las responsabilidades civiles pertinentes para reparar los supuestos daños mediambientales realizados en la zona. Sin embargo, tras el juicio del pasado lunes, la sentencia resultó absolutoria, en parte porque en la vista oral no quedó probado que ambos socios cometieran algún tipo de daño contra el entorno. La cantera abre una brecha en el espacio protegido del Valle de San Emiliano, catalogado como Zepa. Los científicos subrayan la relevancia y el valor ecológico de estos montes del Luna, en transición entre la región Eurosiberiana y Mediterránea. La explotación sigue cerrada.

Absueltos los dos empresarios responsables de la tala de sabinas
Comentarios