sábado. 04.02.2023

La decisión de crear una herramienta política —el partido España Vaciada— se tomó en septiembre de 2021 en la tercera Asamblea General de la Revuelta, que se celebró en la localidad conquense de Priego, con el objetivo de trabajar para cambiar el modelo de desarrollo territorial y encaminarlo hacia el reequilibrio y la cohesión, luchando contra la despoblación también desde las instituciones, con la acción política, manteniendo al mismo tiempo la identidad y la lucha desde las plataformas ciudadanas para lograr un país más justo y mejor. Entonces ya aseguraron que la vía de participación electoral estaba siendo reclamada en muchos territorios que sienten la necesidad de dar este paso decisivo, han apuntado desde la propia formación.

En las elecciones de Castilla y León se formaron las primeras candidaturas electorales de la España Vaciada, en Palencia, Salamanca, Burgos y Valladolid, además de Soria ¡YA!, que concurrió como agrupación electoral, al igual que había hecho Teruel Existe en las elecciones generales de 2019.

Los representantes de estas provincias traladaron en el congreso su experiencia, asegurando que desde entonces ha crecido el interés de muchas personas por el proyecto y que se están acercando a ellos. Jaén fue la siguiente provincia en dar el paso, con la candidatura de Jaén merece Más en las elecciones andaluzas, que llegó a ser la cuarta fuerza más votada, muy cerca de conseguir representación.

En el discurso de clausura de la nueva coordinadora general, Inmaculada Sáenz, aseguró que el compromiso de la herramienta política es no perder el espacio ciudadano, «mantener el orgullo de dónde venimos, que se nos escuche a los que defendemos la vida en los pueblos, que se tengan en cuenta nuestras reivindicaciones, porque en muy pocas ocasiones se nos hace caso pese a que llevamos tiempo demandando un cambio».

Sáenz expresó su gratitud por el ejemplo de los parlamentarios de Teruel Existe y Soria ¡YA!, porque «nos contagiais la ilusión, trabajo, esfuerzo y tesón». Ha afirmado que con ellos se demuestra que las reivindicaciones de la España Vaciada pueden llegar a otros niveles, local, provincial, autonómico, estatal y europeo, y a todos los territorios, «porque queremos ser la voz de los que menos voz tienen en todas esas instituciones».

«Queremos cambiar el mundo, seguimos soñando que vale la pena luchar en política. Trabajamos por la dignidad y la igualdad de servicios básicos públicos para todas las personas, no queremos ser rentables, tan solo tener los mismos derechos», ha abundado Sáenz.

Acción política pero con el sello de las plataformas ciudadanas
Comentarios