viernes 22/10/21
Reunión telemática

Acom intenta paliar las pérdidas de ingresos por el IBI al cerrar las térmicas

La Robla, Cubillos del Sil y Páramo del Sil dejarán de percibir casi 4 millones de euros al año
Central térmica de La Robla, en una imagen de archivo. RAMIRO

Las centrales térmicas que no generan electricidad ya no se consideran Bienes de Interés de Carácter Especial (Bices) por lo que los ayuntamientos en cuyos territorios se asientan estas instalaciones dejan de cobrar importantes cantidades con las que llevan décadas contando en sus presupuestos municipales. Este asunto fue ayer abordado en una reunión telemática celebrada entre la secretaria de Estado de Energía, Sara Aagesen, con la Asociación de Comarcas Mineras (Acom), y en que se analizó la situación económica de estos municipios, según afirmó ayer el presidente de Acom, Mario Rivas.

El también alcalde de Villablino explicó que en la reunión quedó constancia de los «importantes ingresos que pierden los ayuntamientos» como consecuencia del desmantelamiento de las centrales térmicas ya que desaparece de sus arcas el impuesto para estas grandes instalaciones. «Estamos intentando reconducir la situación y buscar arbitrar alguna fórmula», afirmó ayer el presidente de Acom, entre las que se podría encontrar que los procesos de desmantelamiento se lleven a cabo de forma «escalonada o paulatina».

Fórmulas

El colectivo de municipios mineros pretende arbitrar alguna fórmula para reconducir la situación

Cabe recordar que según las estimaciones del alcalde de Cubillos del Sil, Antonio Cuellas, el Ayuntamiento perdería en el ejercicio de 2021 casi 1,7 millones de euros entre ese IBI especial (1,4 millones) y lo que cobra a Endesa de IAE, otros 300.000 euros. Mientras que en la zona de Páramo del Sil, el Ayuntamiento dejará de ingresar unos 600.000 euros, algo menos del 30% de su presupuesto, que es de 1,7 millones de euros. En el caso de La Robla, el alcalde, Santiago Dorado, ha estimado en 1,2 millones de euros las pérdidas para las arcas municipales

Los Bienes Inmuebles de Características Especiales se aplica en actividades específicas por el suelo, los edificios, las instalaciones y las obras de urbanización.

Los bienes de características especiales se clasifican a su vez en varios grupos: los destinados a la producción de energía eléctrica y gas y al refino de petróleo, y las centrales nucleares; las presas, saltos de agua y embalses; las autopistas, carreteras y túneles de peaje y los de aeropuertos y puertos comerciales.

Acom intenta paliar las pérdidas de ingresos por el IBI al cerrar las térmicas
Comentarios