domingo. 03.07.2022

En junio de 1993 el pleno del Ayuntamiento de Riaño acuerda, por una deuda municipal, realizar una compensación de pastos con la junta vecinal de Riaño. La secretará intervención precisa que «este acuerdo queda vacío de contenido en la medida en que no ha sido materializado a través de un convenio interadministrativo donde se hubieran reflejado y, con ello, nacido las obligaciones, las prestaciones y contraprestaciones de ambas administraciones», como se indica en el pleno de junio de 2021 y se incide en que el acuerdo de 1993 no tiene hoy en día validez. El acuerdo del pleno de 1993 es aceptado formalmente por la Junta Vecinal de Riaño el 14 de mayo de 2021, es decir, casi 30 años después, «con el único ánimo de que no se adjudique los pastos a una persona por el hecho de no pertenecer al municipio de Riaño, como así se hace referencia en los escritos presentados por la Junta Vecinal de Riaño en este Ayuntamiento».

En el año 2017, la junta vecinal presenta un contencioso reclamando la deuda al Ayuntamiento de Riaño. Se acuerda que el ayuntamiento pague a la junta vecinal 10.000 euros hasta que se liquide y abone la deuda de 143.788,02 euros. Tras este acuerdo el Ayuntamiento procede a licitar estos montes y el pliego es aprobado en marzo de 2021 por unanimidad de los miembros. Sin embargo las dudas llegan cuando se observa que el candidato propuesto por la mesa no pertenece al municipio de Riaño, según consta en el último pleno municipal donde además se recuerda que la Junta Vecinal no puede administrar ni disponer de unos montes que son del propio Ayuntamiento por el mero hecho de que el candidato propuesto por la mesa de contratación sea ajeno al pueblo.

Un acuerdo por una deuda en 1993 que no llegó a materializarse
Comentarios