martes 10.12.2019
Temporal

La acumulación de nieve y los cortes de luz obligan a actuar a la UME en Laciana

El Ayuntamiento de Riaño alquila dos generadores para suministrar energía a Horcadas y Carande
Aspecto de la ermita de Pruneda, en Rabanal de Luna. Gema García
Aspecto de la ermita de Pruneda, en Rabanal de Luna. Gema García

Un total de 110 militares equipados con medios y máquinas especializadas en la retirada de masas de nieve se dedican desde ayer a solventar los problemas causados por el temporal de nieve en las localidades de la comarca de Laciana, tanto por las condiciones del terreno, la falta de electricidad que se ha vivido en alguno núcleos y como por ser pueblos donde la mayor parte de la población es de avanzada edad.

 

Las labores del quinto batallón comenzaron ayer en Villaseca para continuar por El Villar de Santiago, Caboalles de Abajo, Rabanal de Arriba y pequeñas zonas de Villablino. Las recientes nevadas han acumulado en las dichas localidades grandes espesores de nieve que impiden el normal desarrollo de las actividades y cuyos trabajos se centran en la limpieza de viales en el interior de las poblaciones, así como proporcionar suministro eléctrico a varias localidades.

 

A pesar de que el Ayuntamiento ha trabajado durante estos días con medios propios para paliar los efectos de la nieve ha necesitado la ayuda de la UME. Y es que en estas últimas jornadas la comarca sufrió la caída de árboles, cortes de suministro eléctrico, la falta de la señal de televisión e incluso problemas con la telefonía móvil.

 

Los problemas causados por la caída de los tendidos de luz —los cortes llegaron a afectar a 7.000 personas en la jornada del viernes—, llevaron al Ayuntamiento de Riaño a alquilar equipos electrógenos para Horcadas y Carande, ya que ayer aún no se había restablecido el suministro, informó el alcalde, Fernando Moreno. El tendido averiado es el mismo que cortó un incendio forestal este verano.

 

Por su parte, los vecinos del municipio de Vegacervera recobraron en parte la normalidad ayer por la tarde al restablecerse el servicio eléctrico cuarenta horas después de su interrupción el pasado jueves. «Ha sido un caos total, del que culpamos a Iberdrola, que hora tras hora nos aseguraba que en unas dos horas recobraríamos el servicio de luz», comentó el alcalde, Octavio González, muy molesto con lo sucedido, he indignado por los problemas que han padecido todos lo vecinos y, en especial, los más mayores. En este sentido, a dirección de la residencia Nuestra Señora de Las Nieves agradeció a los agentes de la Guardia Civil del puesto de Matallana que ayudasen a trasladar a los dormitorios a los usuarios el viernes por la noche, iluminándoles con linternas. Desde este centro se pidió a la eléctrica «más seriedad con las personas mayores».

 

En los municipios de La Pola de Gordón y Villamanín las máquinas y cuñas municipales trabajaron durante todo el día de ayer abriendo los accesos a las pequeñas localidades, ante la amenaza del nuevo temporal.

 

En Lucillo, las máquinas de la Diputación y los operarios municipales lograron ayer despejar la carretera hasta Piedras Albas, Pobladura de la Sierra y Busnadiego, informó el alcalde, Pedro de Cabo. En Santa Colomba de Somoza los trabajos de retirada de nieve se centraron en Andiñuela y Foncebadón.

 

A última hora de ayer, era preciso circular con cadenas o neumáticos de invierno en 41,6 kilómetros de carreteras en la provincia y permanecían cerrados al tráfico 47,3 kilómetros, según datos de la Dirección General de Tráfico. Todos los tramos afectados pertenecen a la red autonómica. Para hoy se prevén nevadas en las zonas de montaña de la provincia, entre las tres y las siete de la tarde, según la previsión de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Una información de V. Araujo, J.A.B. Planillo, J.M. Campos y A.D.M.

La acumulación de nieve y los cortes de luz obligan a actuar a la UME en Laciana