martes 10.12.2019
Tribunales

La acusada de captar desnudas a sus compañeras dice que la instó su pareja

El entrenador, que tiene atenuantes por enajenación mental, afirma que «todo era un juego»
Edificio de los juzgados en la capital. RAMIRO
Edificio de los juzgados en la capital. RAMIRO

La Audiencia Provincial de León acogió ayer el primer día del juicio contra la pareja acusada de un delito de captación de menores, posesión de pornografía infantil, vulneración del derecho a la intimidad y utilización de menores con fines pornográficos por fotografiar presuntamente a las integrantes de un equipo de fútbol femenino asturiano, del que el acusado era segundo entrenador, y a las hermanas menores de la mujer, natural de Villablino, localidad en la que confesó la mujer antes de ser detenida en el cuartel de la Guardia Civil.


En la sesión, la acusada mantuvo su versión de los hechos recogida en las calificaciones del fiscal y declaró que había actuado así a instancias de su pareja, quien la convenció para tomar imágenes de sus compañeras de equipo desnudas mientras se cambiaban en el vestuario. Además, A.F.G. también admitió que las presiones le llevaron a fotografiar a sus hermanas, una chica de 16 años con las capacidades psíquicas disminuidas y una niña que en el momento de los hechos, a partir de septiembre de 2016, sólo tenía tres años. El acusado, por su parte, señaló que todo comenzó como un «juego» con su pareja y que nunca tocó a ninguna de las jugadoras excepto a la acusada, con quien mantenía una relación.

 

Tras la fase de instrucción, el fiscal pedía para el acusado, P.M.F., 29 años y tres meses de cárcel mientras que para A.F.G., la petición era de siete años y seis meses, petición que rebajó ayer a seis años. A juicio de la Fiscalía, se da la circunstancia de que existen atenuantes como el pago de las indemnizaciones que la pareja ya ha hecho efectivas y la situación psicológica de P.M.F., a quien un informe psiquiátrico atribuye una obsesión fetichista y un comportamiento tendente a eludir la responsabilidad. Además, el fiscal destacó que el acusado no distribuyó el material y que sólo lo guardaba para su uso personal. La petición del fiscal incluye 15 años de libertad vigilada. En cuanto a la acusada, se valora la atenuante de confesión y que es la única persona capacitada para cuidar de sus hermanas menores.

 

El juicio, en el que estuvieron presentes varias jugadoras afectadas, continuó a petición de las acusaciones particulares y hoy celebrará la última sesión.

La acusada de captar desnudas a sus compañeras dice que la instó su pareja