lunes 24.02.2020
Pobladura de Pelayo García

Agua Madre, que el campo sediento está

Cientos de vecinos asisten a la procesión del Voto en honor a la Virgen de las Angustias y al posterior festival folclórico transnacional.
Miembros de la formación folclórica portuguesa presente ayer en Pobladura. MEDINA
Miembros de la formación folclórica portuguesa presente ayer en Pobladura. MEDINA

Armando medina | pobladura

«De rodillas a tus pies, todos te pedimos algo. Esperamos impacientes un pequeñito milagro. Oh! Señora tú eres Madre, oh! Señora tú eres Reina; el pueblo de Pobladura tú bendición hoy espera. Agua Madre te pedimos, agua Madre universal, agua para nuestros campos, que el campo sediento está. Mándanos un poco de agua, hija del Pueblo, María. De un pueblo de labradores que hoy celebran tu gran día». Esta estrofa de la canción con la que se cierra la procesión del Voto a la Virgen de las Angustias tiene este año un significado más vivo que nunca.

Los vecinos de Pobladura de Pelayo García celebraron ayer su fiesta más íntima en la que cada mes de abril renuevan su ‘voto’ con su patrona, a la que piden encarecidamente que cuide de sus campos y guarde sus cosechas. A cambio la honran con bailes interpretados por el grupo de danzas. Así llevan haciéndolo más de doscientos años. Aunque su origen, de gran interés etnográfico, muy posiblemente se remonte a la época pre-romana, como la mayoría de las danzas de paloteo existentes en el sur de la provincia.

Al finalizar la procesión tuvo lugar un festival folklórico que ya vive su sexta edición. Además de los danzantes locales, participaron como invitados el Grupo de Coros y Danzas Virgen de la Guía de Santa María del Páramo y Rancho Folklórico S. Tiago Silvalde de Espinho, Portugal.

Agua Madre, que el campo sediento está