lunes 24/1/22
                      Una escollera de las obras de la tubería del Porma. DL
Una escollera de las obras de la tubería del Porma. DL

La sociedad Aguas de León está trabajando en la estabilización definitiva de la tubería en el cruce del río Curueño, unas actuaciones que comenzaron durante el mes de octubre y que finalizarán a principios de diciembre para subsanar los efectos de la riada originada por las fuertes lluvias de diciembre de 2019 que dejaron al descubierto la tubería de agua del Porma tras un fuerte arrastre. Esta tubería, de 1.300 mm de diámetro, es la que abastece de agua a la ciudad y por ello se está reforzando con muros de hormigón armado bajo el cauce del río, además de realizar refuerzo con escollera en las dos riberas del río en la zona del paso entre los barrios Nuestra Señora y Ambasaguas de Curueño.

Con el fin de garantizar la protección de la tubería en un amplio rango de caudales, las líneas de protección de la escollera se han situado en los márgenes correspondientes a la inundabilidad de los 100 años por crecidas del río Curueño. En el caso de caudales superiores se producirá el desbordamiento sin ocasionar daños significativos sobre la tubería.

Estas obras han sido licitadas por la sociedad mixta Aguas de León en la Plataforma de Contratación del Sector Público (PLACSP) con un presupuesto de adjudicación de 354.292, 50 euros. La empresa adjudicataria ha sido la leonesa Canteras de Cuarcita S.A.

Aguas de León acomete las obras para estabilizar la tubería que cruza el Curueño