jueves 27/1/22

La modernización de esta zona supondrá para sus regantes un importante ahorro de los recursos de agua y también energético.

Hasta ahora, los regantes disponían de un volumen máximo de 1.563.903,20 m³ para 195,49 hectáreas, lo que implica a 8.000 m³ por hectárea. Con la nueva concesión la utilización del agua se reduce a 571.000 m³ para las 127,55 hectáreas autorizadas, es decir, 4.477 m³ por hectárea. Por eso, con la alternativa propuesta, la eficiencia del sistema de riego y la eliminación de las pérdidas por transporte de agua supone una reducción del 44,04 %.

Por lo que se refiere al ahorro energético actualmente los regantes utilizan grupos electrógenos, motores diesel o grupos de bombeo-tractor para bombear el agua en las parcelas amuebladas con coberturas. El paso de estos sistemas poco eficientes energéticamente, al bombeo conjunto de todo un sector implica un ahorro energético. Se estima un gasto medio de 300 euros por hectárea y año de coste de carburante para estos grupos de bombeo.

Se contempla construir un parque solar fotovoltaico de 281,6 kW de potencia instalada para alimentar los distintos equipos. Por tanto, no van a tener un coste de energía consumida anual, será un coste de mantenimiento de la instalación (red de riego + estación de bombeo + parque fotovoltaico).

Un ahorro de agua del 44% y coste cero de la energía para el bombeo que pasa a ser solar