jueves. 07.07.2022
II Congreso sobre Despoblación

Los alcaldes exigen una «discriminación positiva» hacia el medio rural

Los participantes en la jornada coinciden en que dar incentivos fiscales en sus municipios es «insuficiente» para la fijación de población
De izquierda a derecha, Dorado, Marcos, Sen, Torné, Gutiérrez y García ayer durante la séptima jornada del II Congreso sobre Despoblación del Diario de León. RAMIRO

La falta de buenas telecomunicaciones e infraestructuras en el medio rural han vuelto a ponerse encima de la mesa una semana más en el II Congreso sobre Despoblación organizado por este periódico. Una cita que se celebró —como cada viernes de octubre y noviembre en el Club de Prensa del Diario de León— bajo el título de ‘El impulso municipal’, y en el cual se abordó de la mano de varios regidores leoneses la grave situación de sangría poblacional a la que se lleva enfrentando desde hace varios años la provincia de León.

En esta ocasión, la séptima jornada del Congreso —de las nueve previstas— contó con una ponencia de apertura a cargo de la directora del Área Agrícola de Azucarera, Salomé Santos, quien abordó las fortalezas del medio rural de la mano de la agroindustria para la generación de riqueza.

En desventaja

Creen que sin ofrecer una buena conectividad será «imposible» que la gente quiera volver a los pueblos

Es ahí donde, según Santos, entra el concepto de agroindustria que se desarrolla de la mano de Azucarera. «La agroindustria rompe esa tendencia descendiente de habitantes en la zona rural. Combina industria con generación de puestos de trabajo en el mundo rural», destacó.

Posteriormente la jornada continuó con una mesa de debate moderada por el director del Diario de León, Joaquín S. Torné, y en la que participaron el alcalde de La Robla y diputado provincial, Santiago Dorado; la alcaldesa de Benavides de Órbigo, Esperanza Marcos; el alcalde de Cistierna y diputado provincial, Nicanor Sen; el alcalde de Valdefresno, Carlos Gutiérrez, y el alcalde de Santovenia de la Valdoncina, Manuel García; quienes destacaron la necesidad de garantizar unos buenos servicios a sus vecinos como principal objetivo para evitar la despoblación.

«Fundamentales»

Piensan que los servicios básicos son «vitales» aunque piden más ayudas de las administraciones

Durante el debate, Dorado, Marcos y Sen coincidieron en que pese a poder ofrecer desde sus ayuntamientos por el momento unos servicios de calidad a sus vecinos (dado que cuentan con sanidad, educación o transporte) no son suficientes para la fijación de la población; visión que no compartieron ni Guitiérrez ni García que aseveraron que cada vez son mayores las dificultades que tienen para ofrecer estos servicios con los medios de los consistorios «porque sin la ayuda de otras administraciones se vislumbra imposible», indicó el alcalde de Valdefresno.

En lo que sí coincidieron todos los alcaldes es la necesidad de todos los municipios del medio rural de recibir una «discriminación positiva» por parte de las administraciones para poder ser «competitivos» frente a la ciudad y evitar la marcha de sus habitantes de los pueblos a las ciudades.

Más facilidades

Consideran que están en gran desventaja frente a grandes polígonos para el asentamiento de empresas

En esa línea, hubo consenso en que por muchos incentivos fiscales que puedan dar tanto para el asentamiento de empresas o para otras iniciativas, creen que son «insuficientes» porque principalmente no viene dado de la mano de unas buenas telecomunicaciones o infraestructuras.

Al respecto, y ante la situación actual provocada por la pandemia, lamentaron que la falta de fibra óptica sea una tónica general en la mayoría de pueblos leoneses, lo cual supone un freno para atraer población en un momento actual en el que el trabajo se está orientando hacia el teletrabajo y muchas personas se están decantando por los pueblos por la calidad de vida que ofrecen.

Los alcaldes exigen una «discriminación positiva» hacia el medio rural