lunes 1/3/21
Diferencias territoriales

Los alcaldes de la montaña piden tratar sus nevadas con igual sensibilidad que en Madrid

Reclaman que sus territorios también sean declarados zona catastrófica y fondos anuales para gastos de limpieza
Riaño
Aspecto que presentaba Riaño tras las últimas nevadas. CAMPOS

La gran nevada caída sobre la capital de España, y por la cual su alcalde, José Luis Martínez-Almeida, ha pedido la declaración de zona catastrófica, ha abierto un profundo debate entre los alcaldes de la montaña leonesa, que todos los años asumen con sus propios medios todos los daños que causa la nieve en sus territorios. O todos o ninguno, así puede resumirse el sentir de los alcaldes que se revuelven ante la falta de sensibilidad política con la que se les trata, y que vuelven a poner sobre la mesa las diferencias territoriales.

De hecho, todos los alcaldes de la montaña oriental leonesa están a favor de que se declare a los municipios afectados por las últimas nevadas como zonas catastróficas. El alcalde de Oseja de Sajambre, y presidente de la Mancomunidad de Riaño, Antonio Mendoza, considera que se debería dotar a cada ayuntamiento de una partida económica para hacer frente a las continuas nevadas que sufren todos los años y así poder contratar a empresas que limpien los accesos y los pueblos. «Estos trabajos se deberían externalizar y no ser asumidos por los ayuntamientos ya que no tenemos personal suficiente ni dinero», matiza. Además precisa que con las nevadas el turismo no viene y los que se resienten son los negocios a lo que hay que unir que la nieve afecta a los ganaderos. «A los empresarios del turismo y hostelería y a los ganaderos hay que ayudarlos», concluye.

Por su parte, el alcalde de Posada de Valdeón, Tomás Alonso, indicó que con la nevada se han incrementado los gastos municipales algo que se repite todos los años. «Hemos tenido unos gastos a mayores de otros años muy importantes», explica.

Tres veces más
Recuerdan que en sus zonas caen cada año constantes nevadas tres veces más intensas que la de Madrid

El alcalde Riaño, Fernando Moreno, también considera urgente que se dote de ayudas económicas a los ayuntamiento todos los años para hacer frente a los temporales de nieve. «Si una nevada como la de Madrid, menor de la que tenemos aquí, se va a declarar zona catastrófica aquí con más motivo. Vemos que esto es cuestión de política y de presión. Nos tendrá que declarar zona catastrófica al mismo nivel o mejor dicho, que nos den el mismo porcentaje de materiales que se ha puesto a disposición de la capital española».

Alcaldes

El alcalde de Boca de Huérgano, Tomás De la Sierra, que es además vocal de la Federación Regional de Municipios y Provincias, denunció que no se está ayudando a los territorios de la España vaciada que continúan en un total abandono. «Todo son promesas y realidades ninguna. Necesitamos subvenciones para combatir los duros inviernos que tenemos en la montaña. A esto hay que unir que los negocios están cerrados, y que soportamos temperaturas de hasta -25 grados».

Medios propios
Lamentan que la limpieza de los viales acaparen una parte importante de sus presupuestos y piden ayuda

De la misma opinión es el alcalde de Burón, Porfirio Díez, que asegura que «si en Madrid han caído 50 centímetros y en Burón metro y medio de nieve, Madrid zona catastrófica y Burón entonces tres veces zona catastrófica», al tiempo que lamenta de que «parece que nos enteramos de que nieva porque ha nevado en Madrid». Puntualiza que «desde la fuerte nevada de año 2015 sabemos que no estamos dotados para grandes nevadas y tenemos que dar un servicio muy especialmente a las personas mayores con equipos mecánicos que no tenemos ahora». Insta a que las administraciones doten a los municipios de maquinaria necesaria. «Hemos visto por las calles de Madrid mucha maquinaria nueva y aquí no. Nosotros no podemos comprar esa maquinaria con nuestros escasos recursos». En este sentido reclama «una sensibilidad distinta a la que hay en Madrid dado que en la capital la sensibilidad es más política que necesidad real. Nosotros sí que somos el país de la nieve. Esta nevada parece que nos ha puesto en el mapa».

También en Laciana y Babia

En la otra vertiente, el alcalde de Villablino, Mario Rivas, afirma que está de acuerdo con la declaración de zona catastrófica en la comarca de Laciana. «Toda ayuda que llegue será bienvenida para paliar los desperfectos ocasionado por el temporal», sin embargo matizó que nadie se puso en contacto con el ayuntamiento para saber en qué situación se encontraba la comarca. «Nadie se ha preocupado de la situación real de la zona», destacó. En esta misma línea hablaba la regidora babiana de Cabrillanes, Lina Freire, quien destacaba que con esta petición de zona catastrófica nadie se había puesto en contacto con el ayuntamiento y en el día de ayer desde Diputación le comunican que tan sólo dispone de unas horas para elaborar un informe con los daños causados con el temporal. «No es de recibo que un sábado te digan que tienes hasta las once de la noche para enviarlo», lamenta. Además, afirma que los destrozos reales se podrán conocer cuando se quite totalmente el hielo. «Cuando todo deshiele se podrá saber realmente los daños», matizó la regidora, a la vez que recordaba «que hagan lo que quieran con la calificación de zona catastrófica, pero no es de recibo que tengamos unas horas para mandar un informe».

Por su parte, el alcalde de San Emiliano, Basilio Barriada, señaló que tras la petición de zona catastrófica su ayuntamiento, ya han enviado a la Junta de Castilla y León un informe con los problemas que han tenido a causa del temporal, entre los que se encuentra las averías de la calefacción en distintos inmuebles municipales, como la casa del pueblo o La Parada, además de estar a la espera de la compañía aseguradora para cuantificar los daños. Para finalizar, Barriada cree que hay motivos para calificar la zona como catastrófica. «Hubo averías y además para los ayuntamientos ha supuesto más gasto en combustible y sal», matizó.

Por último, en la zona del Bierzo, la alcaldesa de Fabero, Mari Paz Martínez. Alcaldesa de Fabero, reconoce que aunque sí ha nevado en su municipio, y se han gastado fondos propios en abrir y limpiar caminos, no se planeta pedir la declaración de zona castrófica.

Los alcaldes de la montaña piden tratar sus nevadas con igual sensibilidad que en Madrid
Comentarios