jueves 27.02.2020

Los alcaldes del Órbigo exigen a CHD más medios para limpiar los cauces

El organismo explica la dinámica fluvial y las actuaciones para afrontar al riesgo de inundaciones
Consecuencias de la crecida del río, el pasado mes de diciembre, a la altura de Cebrones del Río.
Consecuencias de la crecida del río, el pasado mes de diciembre, a la altura de Cebrones del Río.

El comisario adjunto de la Confederación Hidrográfica del Duero, Urbano Sanz, acompañado de técnicos de la comisaría de aguas,

se reunido ayer, en Santa Cristina de la Polverorosa, con los alcaldes de municipios de León y Zamora ribereños del Órbigo para exponer distintas experiencias de gestión del riesgo de inundación, así como las mejores actuaciones de prevención ante futuros episodios de avenidas.

En el encuentro, varios responsables municipales reclamaron al organismo de la cuenca más medios para proceder a la limpieza de los cauces, dada la falta de maquinaria de muchos de ellos, al mismo tiempo que exigieron responsabilidades por los daños causados por las riadas del pasado mes de diciembre en muchas fincas. El responsable de CHD recordó que para dar cuenta de esos daños, las reclamaciones han de presentarse en la propia CHD y no en la Junta como muchos de los afectados está haciendo. Del mismo modo recordó que el río siempre lleva materiales, «es algo normal» como también lo es que «en riadas de estas magnitudes se aneguen fincas». Lo más importante, señaló, es que «no lleguen a las zonas urbanas».

En el encuentro, de carácter técnico, Confederación ha trasladado a los responsables municipales las restricciones que impone, en relación a la

limpieza de cauces solicitada por los ayuntamientos, la legislación de aguas derivada de la Directiva Marco y de la legislación de protección de la Red Natura 2000, dado que buena parte de las riberas del Órbigo y afluentes han

sido declaradas como zona de Especial Conservación por parte de la Junta de Castilla y León.

Los técnicos de la CHD han detallado las actuaciones de restauración fluvial acometidas en el tramo superior del Órbigo, con un doble enfoque: el ambiental y el hidráulico. Un proyecto de Restauración que se llevó a cabo

en el marco de la Estrategia Nacional de Restauración de Ríos y que ha sido objeto de reconocimiento internacional, con una serie de intervenciones consistentes en la recuperación de la capacidad de laminación natural del río mediante la eliminación y el retranqueo de motas y obras de defensa.

Para la CHD, este tipo de intervenciones sostenibles son trasladables a los tramos inferiores del Órbigo y a otros grandes ríos de la cuenca, tal y como lo explicaron ayer a los alcaldes asistentes a la reunión.

Asimismo, desde el organismo de cuenca se confirmó la próxima convocatoria de una Escuela de Alcaldes específica para explicar la dinámica fluvial en profundidad y las mejores actuaciones sostenibles para afrontar unos fenómenos extremos que el cambio climático hará que sean cada vez más recurrentes.

En relación con los daños ocasionados en las últimas crecidas del pasado mes de diciembre, y tras la evaluación que están elaborando los técnicos, la CHD tiene previsto realizar obras de emergencia para restaurar los cauces y las infraestructuras hidráulicas afectadas.

Los alcaldes del Órbigo exigen a CHD más medios para limpiar los cauces